script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Pronóstico sobre los Goya", por Paco España

Este es el momento de hacer las quinielas de las respectivas y sucesivas entregas de premios cinematográficos que se producen en esta época del año. Probablemente nada de lo reflejado a continuación tenga su equivalente en la realidad ya que es producto del gusto personal y de apreciaciones subjetivas del que suscribe, además de las derivas e influencias de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España.


Lo lógico sería que El reino, de Rodrigo Sorogoyen, en términos absolutos, y Carmen y Lola, de Arantxa Echevarria, en otras secciones, fueran las triunfadoras de la noche, ya que atesoran más cine, riesgo y compromiso que cualquiera de las demás, valorando como se merece el buen trabajo de Isaki Lacuesta, Entre dos aguas.


El reino puede hacerse acreedora de los Goya a Mejor Película y Dirección, mientras que el Guión Original puede estar entre ella y Carmen y Lola, por la que Arantxa Echevarría puede llevarse el premio a la Dirección Novel. El Guión Adaptado puede ser para La noche de 12 años porque es bastante mejor que sus contrincantes.


En el apartado de interpretaciones parece que, después de 13 años, será Antonio de la Torre, por El reino, el premio al Mejor Actor, aunque el trabajo de José Coronado en Tu hijo es de gran calibre. Los 'Javis' en este apartado, Bardem y Gutiérrez, están por debajo de los anteriores.


La Actriz Protagonista parece que tiene el nombre de Susi Sáchez, por La enfermedad del domingo, aunque el trabajo de Lola Dueñas por Viaje al cuarto de una madre no le va a la zaga. Nawja Nimri y Penélope Cruz poseen más nombre, pero no más calidad en sus trabajos.


El Actor de Reparto tiene el acento gallego de Luis Zahera, aunque la contención de Eduard Fernández en Todos lo saben es muy elogiable. Juan Margallo en Campeones está tremendamente desaprovechado y Antonio de la Torre ya tendría el premio principal.


En cuanto a la Actriz de Reparto, es una de las secciones más difíciles porque las cuatro intérpretes están a gran nivel en películas excelentes. Podría dar la sorpresa Ana Wagener, por El reino, premiando este trabajo y una sólida carrera casi siempre en papeles de soporte tan necesarios para elevar la calidad de una película.


El Actor Revelación podría ser Moreno Borja, por su estupendo trabajo en Carmen y Lola, mientras que la Actriz Revelación podría recaer ex aequo en las actrices de Carmen y Lola si no fuera porque en esta sección está la inmensa Eva Llorach, que tiene una brillantísima interpretación en Quien te cantará.


La Película de Animación que ha tenido un sorprendente buen recibimiento de público ha sido Un día más con vida, del director navarro Raúl de la Fuente, y parece la favorita. En la sección de documentales hay un gran nivel sin una clara ganadora, aunque el cántabro Elías León Siminiani puede subir a recoger el Goya por Apuntes para una película de atracos.


En cuanto a las películas foráneas, en este caso hay más suerte que en los Oscar: Roma, de Alfonso Cuarón, y Cold War, de Pawel Pawlikowsky, se encontraban ubicadas en la misma sección. En los Goya no ocurre así. La primera está nominada a Mejor Película Iberoamericana y la segunda a Mejor Película Europea, por lo que ambas pueden ser las agraciadas, aunque en nivel de estas dos secciones, como todos los años, es altísimo.


Para terminar, una reseña para el Mejor Cortometraje de Ficción que, casi con toda probabilidad, recaerá en Matria, de Álvaro Gago. Un trabajo magnifico que ha ganado multitud de premios en todo el mundo y que habla de una gran mujer que es pilar de su familia y trabaja en una conservera de pescado, algo que nos toca muy de cerca.


La persona que se esté tomando la molestia de leer estas líneas habrá observado que estos pronósticos han obviado Campeones, de Javier Fesser. Creo que esta película ya ha obtenido toda la recaudación posible para un título español, donde ha sido un fenómeno de masas, pero sus valores puramente cinematográficos son más bien escasos: su guión no es nada brillante, sino errático y previsible; su director, que puede llegar a gran nivel, no lo demuestra aquí; y las interpretaciones son prácticamente inexistentes. 


La mayoría de las personas que aparecen en ella tienen un gran magnetismo natural, pero no interpretan, son ellos mismos, como se puede ver en el documental, a modo de making off, que se estrenó con posterioridad a la película. Campeones pone de manifiesto unos valores de integración muy necesarios y es imposible sentirse mal después de acudir a su proyección, pero estos no deberían ser los argumentos para constituirla en ganadora de la gala de este año.