script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Viaje al cuarto de una madre", por Paco España

Esta pequeña película cuenta la estrecha relación de una madre y su hija. Se respira la reciente pérdida masculina de marido y padre respectivamente y como la vida, obstinada, se esfuerza por hacerse hueco en estos dos personajes. La dependencia emocional de ambos se disputa el espacio con la necesidad de la mínima libertad que permita continuar con las respectivas vidas.


Los trabajos interpretativos de Lola Dueñas (Mar adentro, Lo que se de Lola, Hable con ella, Volver, Yo también, y en el magnífico cortometraje Una luz encendida, del brillante director gallego Alber Ponte) y Anna Castillo (Blog, La llamada, El olivo, Paquita Salas, Arde Madrid, Estoy vivo, y en el cortometraje La cueva sagrada) son de una gran fuerza y, a la vez, contención, mostrando, por las pequeñas grietas que asoman a la superficie, la efervescencia emocional que fluye bajo ella.


La soledad, la necesidad de libertad, el enorme amor para dejar marchar o para decidir volver, se nos muestra de una manera pausada y, al mismo tiempo, efectiva. Prácticamente toda la película se desarrolla en un solo escenario, el piso donde viven las protagonistas, y la salida del mismo, al lugar de trabajo, o la incursión en él de algún personaje diferente.


Las breves pero siempre eficientes apariciones de Pedro Casablanc (B, Prim. Asesinato de la Calle del Turco, y el cortometraje de Fernando Franco La media vuelta), en su caso para arreglar la máquina de coser y proponer a Estrella, la madre, la confección de los trajes para un grupo de boleros, implica el acceso a un espacio de libertad que permite dar continuidad a una vida que intenta reconstruirse.


Viaje al cuarto de una madre, primer largometraje de la realizadora sevillana Celia Rico Clavellino, es una película modesta, sincera, honesta y bien interpretada que respira autenticidad, para espectadores a los que le guste disfrutar de los grandes contenidos que, en ocasiones, se pueden encontrar en los estupendos silencios de una notable película.