script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "La enfermedad del domingo", por Paco España

Muy interesante la última propuesta de Ramón Salazar, que se dio a conocer a principios del milenio con la premiada Piedras, poco más tarde con la transgresora 20 centímetros y, más recientemente, con 10000 noches en ninguna parte, todas ellas sugerentes y, como dice él mismo, 'películas para gente que le gusta pensar en el cine'.


El planteamiento inicial es el de una mujer joven que se reencuentra con la madre que la abandonó 35 años atrás y la propone compartir diez días en mutua compañía. A partir de ese momento, dos actrices del tremendo nivel de Bárbara Lennie (María (y los demás), Las furias, Magical girl, Mujeres en el parque, entre otras) y Susi Sánchez, que por fin ha encontrado un papel acorde con sus enormes cualidades, se baten en un 'tour de force' con una intensidad dramática e interpretativa nada frecuente en el cine.


Las breves apariciones iniciales del estupendo actor argentino Miguel Ángel Solá (Sé quien eres, Fausto 5.0, El alquimista impaciente) y la joven Greta Fernández, hija de Eduard Fernández que se prolifera en breves participaciones (No sé decir adiós, Amar, La próxima piel) en las que deja muestra de su calidad, aportan riqueza al conjunto.


El uso dramático de los instrumentos cinematográficos es magistral por parte de Ramón Salazar, de manera absolutamente opuesta a mi anterior y sobrenatural reseña en estas líneas, como por ejemplo en la secuencia de la cena entre los tres personajes de Susi, Greta y Miguel Ángel, en la que los planos-contraplanos se intercalan entre deliberados saltos de eje y desenfocados que tiene la función de crear perturbación y desasosiego en el espectador.


La mayor parte del metraje está construido por estas dos fenomenales actrices, prácticamente en soledad, en la que se va viendo con gran claridad su progresión dramática construida a base de pocos diálogos y muchos silencios. Una película minoritaria que se disfruta desde el interior.