script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

LeeEntrevista: Juan Miguel Alonso ("Conspiración contra Lázaro")

Cinentérate: Este próximo sábado, 3 de Octubre, estrenas "Conspiración contra Lázaro", tu nuevo cortometraje. Religión y actualidad, resurrecciones contextualizadas y la muerte personificada... Todo ello, en clave de humor y con cierto toque bergmaniano, pueden ser pistas fiables de lo que el público asistente se va a encontrar en la gran pantalla?. ¿Cómo has planteado esta historia desde lo narrativo y desde lo visual?.


Juan Miguel Alonso: Ciertamente, la vida y la muerte, la resurrección y el toque bergmaniano respiran hondo y profundamente en esta historia que, como su nombre indica, nace del homónimo pasaje bíblico de San Juan, donde deciden acabar con Lázaro por ser la prueba, en el sentido más literal y literario de la palabra, de aquello que puede hacer Jesús, el hijo de Dios. Este pasaje, a pesar de ser de un evangelio sinóptico y no apócrifo, es bastante desconocido. La única referencia a este pasaje que yo conozco en la historia cinematográfica se da en "La última tentación de Cristo", que, al estar plagada de licencias narrativas para servir de cuestionamiento filosófico y teológico, se puede pensar que no tiene origen bíblico. Lo cierto es que cualquiera que tenga acceso a una Biblia puede encontrarlo. Por eso me pareció interesante contar una historia inventada a partir de este pasaje.

"Conspiración contra Lázaro" surgió de esta revisitación del pasaje bíblico, pero también de la revisión del proceso kafkiano de Orson Welles, donde un hombre se despierta siendo culpable de un delito desconocido. Como decía Woody Allen en "La última noche de Boris Grushenko": '¿no somos toda la humanidad juzgada por un delito que no hemos cometido?'. Del tono de todas estas conjunciones salió el 'proceso' de elaboración de nuestro cortometraje, donde mi homenaje a "El séptimo sello", de Ingmar Bergman con la muerte era casi obligado.


Cinentérate: A tenor de un reparto interpretativo y un equipo técnico más profesionales, y de otras circunstancias varias como las diversas localizaciones en las que se ha rodado, podría decirse que "Conspiración contra Lázaro" supone un paso adelante en tu faceta cortometrajista. ¿Por qué ahora y por qué con este trabajo en concreto?. ¿Cómo fue el proceso de selección del equipo y la búsqueda de las localizaciones?.

Juan Miguel Alonso: La razón de que este proyecto (y no otros) haya contado con mayor presupuesto, más localizaciones y, en general, gente más profesional de este mundo, tiene un solo nombre: Laura de la Torre, mi mujer, que interpreta a la muerte. Cuando escribí el corto, ella fue la primera persona en leerlo. Como muchas otras veces y para mi, su opinión, desde 2006, es muy importante y siempre la tengo en cuenta, porque, sin duda, complementa lo que a mi se me escapa de lo que se puede desprender de mi obra. Pues bien, cuando ella acabó de leer "Conspiración contra Lázaro", a finales de Junio del año pasado, me dijo: 'Esto es muy bueno y puede llegar muy bien a la gente. Deberías intentar hacerlo con amigos del cortometraje que te apoyen para que  tenga un resultado técnico a la altura de lo que dice'. 

Así que hablé contigo Pelayo, Manuel Ortega Lasaga, Laura García y Felipe Gómez-Ullate, dándome cada uno su visión y sus consejos, pero sin perder nunca de vista mi propósito porque, como siempre dice mi también amigo y cineasta Paco España: 'Lo que me gusta es que tu me enseñas tus guiones, yo te doy mis consejos para que se entienda el mensaje y tú haces lo que te sigue dando la gana'.

Respecto a la búsqueda del equipo artístico y técnico, así como del tema de las localizaciones, puedo decir algo muy similar. En cuanto a los actores, tú, Pelayo, me aconsejaste contar con actores más profesionales para los papeles principales porque exigían ciertas dotes interpretativas. Me hablaste del actor Javier Uriarte y, al poco tiempo, él se puso en contacto conmigo. Sin conocernos personalmente, me dijo que fuese a verlo actuar a la escuela teatral de Rosa Casuso. En la primera actuación, Javier salió junto a María Moreno, teniendo una discusión de pareja, y ya me imaginé a ambos como Lázaro y la doctora. La forma de actuar de María encajaba muy bien con ese papel. Lo de Javier era otra cosa. Su personaje y caracterización interpretativa era un papel inventado al que el Javier nos tiene acostumbrados: un simpaticón descarado y cínico, al que se le percibe un buen fondo. Me pareció que encajaba a la perfección con lo que el personaje de Lázaro debía proyectar puesto que mi Lázaro es un adulto recién salido del cascarón, con mirada inocente y preguntas sin malicia, pero que la gente percibe como malvado enemigo. Aunque el propio Javier no lo reconozca, creo que en este cortometraje hemos 'resucitado' su propio Lázaro oculto.


En aquella actuación en Rosa Casuso también vi actuar a una temperamental Alicia Santamaría, a quien no había más que añadir el texto para que encajase en el papel de obrera reivindicativa. Decidí, igualmente, contar con Julia Pérez, de tu cortometraje "Emboscada", porque me pegaba para el misterioso y corto papel que interpreta y del que no puedo desvelar nada. Para interpretar el papel de mago decidí contar con el propio mago Raúl Alegría, porque fue a clase de EGB con mi hermano Alberto José, quien, por cierto, también interviene por cuarta vez en uno de mis veintipico cortometrajes. Por un deuda de un proyecto con colaboraciones frustradas, ahora sí he podido contar con Elena Aja y Alfonso Escalada como padres, los hermanos Sergio y Yoel Peña, Lucía López, Pepe Gómez y Nekane Cordobés, quien en principio iba a dar vida a la muerte pero que, por asuntos de agenda, ha pasado a interpretar el papel de María, la conocida hermana de Lázaro.

Así pues, tenía un problema: no tenía actriz para hacer el difícil papel de muerte. Sin embargo, mi mujer se ofreció espontáneamente y nos lanzamos de cabeza. Mencionaré también al actor Javier Mediavilla, a mi amiga y compañera de fatigas teatrales Isabel Basurte, al amigo y cortometrajista Víctor López -no sólo aparece haciendo un papel ante la cámara sino que también es el responsable del maquillaje fantástico de Muerte y del Drácula interpretado por el amigo, familiar y escritor Manuel Miyares-. Para el tema musical he vuelto a contar, como en mi anterior cortometraje "Las pilares de la Tierra", con la amiga y cantante Eva Mª Fernández y el compositor Pepe santos, quien puso música a mi letra en el estudio SonoArc.

En el tema de las localizaciones, una decisión personal ineludible era que apareciesen mis tres hogares: Calle Vargas, donde viví hasta los tres años; mi barrio por excelencia, el Barrio Obrero del Rey, marco incomparable para que mi vecino interpretase al monarca; y Cajo, las viviendas de la Renfe, donde vivo junto a mi mujer. A partir de ahí, para hacer de hospital contamos con el Laboratorio de Analistas Clínicos Asociados de Vargas, Lázaro despierta en el Tanatorio del Alisal, la escena prevista para una hamburguesería se trasladó a la tienda de perfumes Equivalenza gracías al amigo y compañero de cortometrajes anteriores Alejandro Domenech... Además, tuvimos el placer de rodar en la Playa de Piquío del Sardinero y tanto en Peñacastillo 3D Cinemas 12 como en el Cine Los Angeles.


Cinentérate: En cierto modo, dada la particularidad de tu obra, Juan Miguel Alonso ha sido sinónimo de cine de autor. Desde esta nueva perspectiva dual, ¿cómo se afronta este cambio?. ¿Has tenido que hacer concesiones o ha sido posible compaginar esta misma autoría con una mayor difusión?. Como cineasta, en el caso de tener que sacrificar la condición de creador artístico en pro de una mayor visibilidad, ¿estarías por la labor?.  

Juan Miguel Alonso: Creo que tendemos a encajar y clasificar el arte de forma poco justa para el arte en si mismo. El cine va por modas y lo que hoy llamamos cine de autor puede ser el cine comercial de mañana. Además, lo que hoy llamamos comercial es muy subjetivo, porque hoy resulta entretenido pero ni siquiera es sinónimo de éxito y, sin embargo, algo tan de autor como "El árbol de la vida" puede ser una película tremendamente polémica y comercial en un momento dado. Por un lado, no existe la fórmula de éxito comercial garantizado; por otro, creo que el cine de autor está detrás de cada película que deja poso emocional y vivencial en cada alma. Una taquilla comercial es imprevisible, y con la crítica pasa lo mismo. El arte debe ser creatividad pura con respeto y alegría; el mensaje viene del realizador y del espectador por igual.


Cinentérate: "Conspiración contra Lázaro" supone la consolidación de una trayectoria cinematográfica dilatada en el tiempo y en títulos, un ámbito artístico que, desde este pasado año, alternas con tu nueva condición literaria después de publicar "Cartas desde el horizonte". ¿Existe una intención más o menos premeditada para seguir volcando ideas indistintamente tanto en un formato como en otro?.

Juan Miguel Alonso: Yo siempre he sido 'un loco a domicilio', desde que, de pequeño, dibujaba en periódicos viejos mis tiras cómicas. Después de leer en COU "Tres sombreros de copa", de Miguel Mihura, y ver el peliculón "Hamlet", de Kenneth Branagh, comencé a escribir lo que ha formado parte de mi libro "Cartas desde el horizonte". Mis monólogos humorísticos del 2001 al 2009, junto a mi compañero de escena/amigo/polo opuesto Alejandro Gómez, me ayudaron a reflejar mi humor 'personal y característico' en mi obra reflexiva. Si el arte es vida, nunca se puede renunciar a él, respetando tu libertad y la de los demás, que, en definitiva, es la misma.


"Conspiración contra Lázaro", de Juan Miguel Alonso, se estrena este próximo sábado, 3 de Octubre. La presentación oficial tendrá lugar, a las 19:00 h., en el Cine Los Angeles, en cuyas taquillas, abiertas de miércoles a domingo a partir de las 17:00 h., se encuentran disponibles las entradas para el estreno a un precio de 2 euros. Puedes consultar AQUI más información sobre este proyecto.