script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Recomendación LdC: "Terral", de Sergio Sarria

Después de Cuando nadie nos ve, el guionista y escritor Sergio Sarria se reencuentra con la inspectora Lucía Gutiérrez en Terral (Espasa), thriller 'mediterráneo y fronterizo' que transcurre entre Málaga, Melilla, Algeciras y Bruselas y que tiene el tráfico de personas como telón de fondo cuyo título hace referencia al tipo de viento específico de la zona malagueña, una protagonista más a lo largo de toda la novela como una constante, que provoca que, en minutos, la temperatura aumente de forma brusca al llegar a la costa.


Málaga, agosto de 2018. Durante una semana terrible de calor y viento de terral, un trágico suceso sacude la ciudad; la aparición del cadáver de un joven magrebí decapitado en cuya frente han grabado la palabra 'traidor' escrita en árabe. Tras las primeras pesquisas, la jueza encargada del caso cree que se prepara un atentado islamista en la capital de la Costa del Sol, especialmente después de hallar un camión a nombre de la víctima, con un Corán en su interior, en los alrededores de la céntrica calle Larios. Así se presenta el caso que se aborda en Terral.

Un caso sumamente delicado que recaerá en Lucía Gutiérrez, una teniente de la Guardia Civil que tiene serios problemas con su autoestima, el alcohol y una hija adolescente que empieza a ser un quebradero de cabeza. Una vida personal a punto de desmoronarse y a la que apenas podrá dedicar tiempo cuando días después se encuentre un segundo cadáver de un marroquí, con pasado yihadista, asesinado con el mismo método. A partir de entonces, la teniente deberá luchar contras sus instintos autodestructivos, descubrir si las dos muertes están relacionadas y qué hay realmente detrás de estos asesinatos.

Sarria (Málaga, 1979), cuya primera novela (El hombre que odiaba a Paulo Coelho) se convirtió en la serie Nasdrovia con su propia participación y reconocimiento con premios internacionales varios (MiM a la Mejor Serie de Comedia y a la Excelencia del Festival de Televisión de Luchon en Francia), lleva a todos los protagonistas de Terral, en sus 456 páginas de las que se puede leer AQUI un fragmento, a sus propios límites, a decidir si cruzar (o no) la frontera moral que separa el bien del mal, con la plena consciencia de que hagan lo que hagan ya nunca podrán volver atrás.


Para lograr este propósito, fundamentalmente a través de la propia Lucía Gutiérrez que tiene que luchar contra sus demonios particulares, el autor, guionista también de otras series como Malaka o Dos años y un día y coordinador de los libretos de formatos exitosos y galardonados como El Intermedio, mezcla ingredientes como, por un lado, la propia frontera (contraste territorial, choque cultural, prejuicios, marginalidad) y, por otra parte, todo lo que conlleva el Sur (calor, religiosidad, fiesta, falta de oportunidades, colores, abandono).