script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "Operación Fortune: El gran engaño", por Javier Collantes

Existen películas que, al visionarse, no engañan, o, mejor dicho, no engañan al espectador en plan 'lentejas, o las tomas o las dejas'. A partir de esta comparación, tan válida como coherente en esta interpretación analítica, el cine comercial resulta efectivo con el entretenimiento por bandera a costa de una aventura trepidante, emocionante, audaz... A este ejemplo se corresponder Operación Fortune: El gran engaño, dirigida por el cineasta Guy Ritchie, una película entretenida, directa, pura acción, con momentos divertidos... que, en su trazado de cine-evasión, consigue su misión, pasar-gozar visualmente a lo largo de 114 minutos de metraje, una película estupenda que te hace viajar por diversos lugares, un encuadre urbano total y definitivo.


En películas como Lock & Stock, Snatch. Cerdos y diamantes, The gentlemen: Los señores de la mafia... Ritchie consigue estar exento y quedarse al margen de falsos cuadros con recados morales para ser cine para muchas clases de público. En esta ocasión, su relato cinematográfico, de corte en base al espionaje, presenta el robo de un dispositivo electrónico muy importante y el MI6 británico encarga el trabajo de recuperación a un agente y su equipo, junto a una estrella del cine de Hollywood que sirve como 'gancho', una misión encubierta para detener la venta de armas mortales de un multimillonario excéntrico y peligroso, una aventura que resultará sorprendente.


Con una banda sonora acorde al argumento, aprobada fotografía y ritmo secuencial, y un reparto interpretativo muy notable -Jason Statham, Hugh Grant, Josh Harnett, Aubrey Plaza, Cary Elwes... su presencia y estilo es de blockbuster maravilloso. Operación Fortune: El gran engaño es una película que no intenta ser un tratado de lindezas fílmicas, simplemente referenciar a Misión Imposible, las películas de 007... diálogos, persecuciones y sorpresas conforman un film magnífico, homenajes incluidos del cineasta a una gran película con su canción e imágenes, Dos hombres y un destino, un resultado que consigue, con las 'gotas de lluvia' que caen sobre el recuerdo fílmico, dejarnos ver una excelente película. ¡'Fortuna y destino', bienvenido de nuevo Guy Ritchie!