script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "'Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion', una secuela otra vez misteriosamente divertida", por Daniel Soriano

El deslumbrante trabajo de Rian Johnson ha vuelto a dar sus frutos. En esta nueva entrega de la serie Puñales por la espalda vuelve a contar con un sofisticado elenco para dar rienda suelta a la humorística creatividad misteriosa. El largometraje de Johnson sigue el mismo patrón que el primer volumen, desenvolviendo un 'cluedo' audiovisual mediante un punzante humor negro que despliega críticas mordaces al puñado de ricos imbéciles que figuran en el filme y colman una reprobación de la sociedad elitista. Los principales focos se centran en Miles Brown (Edward Norton), un excéntrico multimillonario de corte 'hippie', autoproclamado 'disruptivo', que es constantemente alabado por sus seguidores como un narrador de la verdad y un genio.


Aprovechando su masiva riqueza, se le ocurre poner en marcha un juego para 'resolver' su propio asesinato en su mansión isleña, debido a que sostiene a su séquito de 'amigos' disruptivos como una madre amamantando a sus bebés. En las primeras pinceladas de la obra se presentan a los amigos invitados a la casa de Miles para participar en el juego. En primer lugar, está su científico jefe en su empresa Alpha, Lionel (Leslie Odom Jr.); la gobernadora de Connecticut, Claire (Kathryn Hahn); Duke Cody (Dave Bautista) y su pareja Whiskey (Madelyn Cline); y la exmodelo Birdie Jay (Kate Hudson), cuya asistente Peg (Jessica Henwick) apenas la aguanta y se dedica a apagar todos los incendios que provoca su excéntrica jefa. No obstante, Peg no es la única que se guarda sus secretos dado que todos saben, pero no quieren admitir, que están sujetos a Brown por lo que les beneficia en sus trabajos limpiando sus deudas o su reputación. Sin embargo, a esta lista de invitados hay que sumarle dos sorpresas. Tanto el detective Benoit Blanc como la excompañera de Brown en la fundación Alpha, Andi Brand (Janelle Monáe).


El primero por ser ajeno al círculo y 'el mejor detective' del mundo según el clan de multimillonarios, mientras que la presencia de Andi sorprende a merced del enfado que le supuso la traición de Miles al sacarla de la compañía que crearon mano a mano. Con este repertorio de personajes, cualquier guionista se frotaría las manos pensando en la trama que va a crear en torno a esta yincana adulta. Y es que, como bien se desvela en la historia, cuando el juego de misterio de asesinato planeado por Miles se convierte en un asesinato real de uno de los miembros de la escapada, todos son sospechosos del deliciosamente retorcido ingenio de los creadores. Es ahí cuando los 'plot twist' comienzan a brotar sin parar dejando boquiabierto al espectador una vez más.