script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "Jaula", por Paco España

Recuerdo que mi primer trabajo remunerado fue en Garplex, una de las cuatro tiendas propiedad del empresario lebaniego Federico García Llorente, que me trató muy bien y me dio sabios consejos, por eso le recuerdo en estas líneas a modo de homenaje. Sus tiendas eran de menaje y productos para el hogar, y los artículos estrella, que destacaban por su diseño y calidad, eran de la marca Tatay. Nunca supe de donde salía este nombre y ahora me encuentro con que es el apellido del realizador de Jaula, Ignacio Tatay. Tras estas disquisiciones que pueden venir a cuento o no, tengo que decir que es agradable encontrar una película española de género fantástico o de terror suave tan bien construida, ambientada e interpretada como Jaula.


Opera prima de su director, que también es coautor del guion junto a Isabel Peña -nombre muy consolidado en el cine español al ser coautora del los guiones de todas las películas y series de Rodrigo Sorogoyen-, cuenta en la producción con Alex de la Iglesia y Carolina Bang, expertos en el terreno del cine fantástico. La película tiene un fascinante comienzo: una pareja, que acumula infructuosos esfuerzos para ser padres, conduce por la noche en una carreta desierta y se encuentra a una niña andando por mitad de la misma. La recogen y la llevan al hospital, donde la descubren una enfermedad renal. Balbucea unas pocas palabras en alemán y solamente se siente segura en el interior de un rectángulo pintado con tiza en el suelo. El protagonismo corre a cargo de Elena Anaya (La piel que habito). La actriz palentina hace un excelente trabajo reflejando en la niña que encuentra todas sus frustraciones maternales. También aparecen Pablo Molinero (El verano que vivimos), Carlos Santos (El test), Eva Llorach (Quien te cantará) y la siempre destacable Mona Martínez (Adiós), aunque tenga un brevísimo papel como inspectora de policía. La película tiene una virtud muy destacable y que no es fácil ver: su acertado desarrollo argumental.


Cuando ya se encuentra muy avanzada, se produce un giro descomunal en el argumento y, de repente, nos encontramos ante una película completamente diferente, giro que ha estado perfectamente sembrado en el guion, como le gusta decir a Iván Ruiz Flores, director y guionista, los cambios tan drásticos en una historia deben estar preparados y sembrados previamente y así, cuando se producen, los espectadores hemos sido testigos de las pistas que lo indicaban con anterioridad, porque las cosas en las películas no pueden pasar por el artículo 27 o simplemente porque sí. La visión de Jaula producirá satisfacción entre los amantes del género fantástico y también entre los espectadores a los que les guste un cine serio, riguroso y de calidad.