script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Casi familia en Cantabria

Desde esta semana se rueda en San Vicente de la Barquera Casi familia, película escrita por Diego San José, Borja Echevarría y Daniel Castro que dirige Alvaro Fernández Armero (A 1000 km de la Navidad, Si yo fuera rico). En el reparto de esta producción de Telecinco Cinema y La Zona Films, que distribuirá Universal Pictures, aparecen, entre otr@s, Julián López (Operación Camarón), Michelle Jenner (La cocinera de Castamar) y Elena Irureta (Patria). Esta última, Elena Irureta, es Doña Carmen, una perfecta mujer de su casa, una mujer de otra época, que parece clonada de su madre, de su abuela o de su bisabuela; una mujer de misa diaria, de fe, de dogmas y de raza. Para ella siempre dispuesta a tenerlo todo en su sitio, a no dar la nota, a dar la cara por el buen nombre de la familia, los Díaz-Aguirre. Una española como ya quedan pocas.


Por su parte, Michelle Jenner se mete en la piel de Begoña. Treinta añitos siempre protegida bajo las alas protectoras de su padre, Don José Maria. Consentida y caprichosa empieza a darse cuenta de que tendría que abandonar el nido... pero es que el nido es muy cómodo. ¿Para qué casarse o ponerse a trabajar si la fortuna familiar es una salvavidas de lo más confortable? Mientras tanto, Guillermo es Julián López. Treinta y pocos, un joven que lleva el pelo engominado, un polo de marca, chaleco acolchado verde botella y una pulserita con la bandera española. Su trabajo, profesor de golf en Santoña, le ha permitido conocer a todos los que quieren ser algo en Cantabria. Incluso él querría ser alguien, pero tiene demasiado buen fondo para atreverse a casi nada. Sólo su amistad con Don Jose María Diez-Aguirre le ha permitido fantasear con emparentar. Aunque para eso debería convencer a la hija de Don José María, a Begoña, de que le prestase algo de atención. ¡Y eso no lo va a tener fácil!

Por otro lado, también está Hamida, a quien da vida María Ramos (El Cid). El secreto de Don José Maria Díaz Aguirre, la hija secreta del patriarca. Oculta por su padre en un pequeño puerto pesquero de Marruecos, el armador le había prometido llevarla a casa, a España, mil y una veces. Su ilusión es dejar de ser un secreto, ir a Santoña y ser aceptada por los suyos. Más lista que nadie, su buen corazón le hace parecer más ingenua de lo que en realidad es. Y no está dispuesta a dejar pasar ninguna oportunidad para hacer realidad su sueño. Y, por supuesto, Don José María Díaz-Aguirre, una incógnita pero un ejemplo para todos, empresario emprendedor, armador de éxito, padre de familia y ejemplo a seguir en lo social, lo político y lo moral. Miembro del club de golf, benefactor reconocido y perfil eminente del círculo de economía local, tenía las puertas abiertas allá dónde fuera, desde el obispado, hasta el consistorio. Intachable desde todos los puntos de vista... O eso parecía antes de su fallecimiento. Y es que toda familia esconde un secreto.


La familia Díaz-Aguirre es una familia como Dios manda... hasta que la muerte don José María, el patriarca, pone el perfecto universo patas arriba. En su testamento pide a su mujer que recupere el Sardinete, el primer pesquero de su flota, con el que inició sus negocios, y que está medio olvidado en un puerto marroquí. La única dispuesta a cumplir con esas últimas voluntades es su mujer, Carmen, mientras que Begoña no está dispuesta a perder su tiempo, ni su dinero para rescatar un viejo e inútil cascarón de nuez. Con todo en contra, Carmen encuentra un aliado inesperado, Guillermo, el ex de Begoña, que confía que un viaje romántico al sur reavive la llama del amor. Así que, empeñados a cumplir con el cabeza de familia, se embarcan todos rumbo a Marruecos. Y allí descubren que nada está en su sitio. Y es que don José María tenía una hija secreta: Hamida. Aunque el descubrimiento disloca todo concepto del patriarca, para Carmen supone una nueva esperanza: recomponer a su familia. Con una nueva misión, llevar a Hamida a España, los Díaz-Aguirre inician una aventura, saltándose leyes, quebrantando costumbres y desmontando tópicos, desde el Atlas a los Picos de Europa, para traerse a Hamida a casa... Así llega el rodaje de Casi familia desde Marruecos a Cantabria.