script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

"Las nominaciones a los Goya 2022", por Paco España

Llegadas estas fechas, todos los años toca hablar de las nominaciones y hacer las consabidas quinielas, de las que yo no soy simpatizante, quizás porque nunca doy pie con bola en este aspecto, ya que siempre opino sobre una película después de verla y, esto de las quinielas, es como las de fútbol: si pones el resultado tapando los equipos, tienes mas probabilidades de acertar. Retornando a los Goya, este año hay una clara favorita, que además ha logrado un récord histórico al obtener 20 nominaciones, El buen patrón, que, de las cinco nominadas, se me antoja ganadora, ya que Libertad, de Clara Roquet, es una película interesante, pero pequeñita; Madres paralelas, de Pedro Almodóvar, por mucho que le pese al director manchego, ha resultado claramente fallida; y Maixabel, de Icíar Bollain, y Mediterráneo, de Marcel Barrena, cuentan dramas demasiados cercanos en el tiempo y apegados a la realidad, que apenas se les puede definir como ficciones porque tienen mucho de documental. Por todo ello, parece que esta puede ser la edición, una vez más después de Los lunes al sol, de Fernando León de Aranoa, que también puede ser el ganador a mejor director, a no ser que la Academia decida darle el premio a otro candidato para que no se enfade, aunque no parece probable.


En lo que se refiere a las mejores interpretaciones, el que escribe estas palabras lo tiene claro, lo que puede significar que no acierte ninguna, pero Petra Martínez, en el apartado femenino por La vida era eso, y Javier Bardem, por El buen patrón, hacen trabajos de otra galaxia que merecerían el aplauso unánime de todos los nominados cuando reciban su Goya, si es que lo hacen. Es cierto que la primera compite con los enormes trabajos de grandes actrices, como Emma Suárez en Josefina de Javier Marco, al que tengo mucho aprecio personal por haber estado en dos ocasiones en Cantabria con sus cortometrajes, al que deseo lo mejor y, aunque su actriz hace un gran trabajo como siempre en ella, no la puedo dar como favorita; lo mismo que a Blanca Portillo, grande donde las haya y merecedora del premio, pero tampoco a ella la doy; y el trabajo de Penélope Cruz en Madres paralelas es claramente inferior a los demás de su categoría. Por ello, Petra Martínez, con unos ojos capaces de comunicar como pocas veces se ha visto antes en una película, me parece la clara máxima aspirante al premio. En cuanto a Javier Bardem, ¿qué decir? Su trabajo es indescriptible, solamente se puede sentar y disfrutar de él, disfrutar en el amplio espectro de la palabra ya que me resulta uno de los hijos de puta más divertidos que he visto en el nunca en el cine. No se pueden despreciar los trabajos de los otros nominados: Eduard Fernández, Luis Tosar y Javier Gutiérrez, tres grandes que esta vez se han encontrada una montaña en su camino difícil de escalar.

En cuanto a otros premios de interpretación como actriz de reparto, el trabajo de Nora Navas en Libertad es magnífico, aunque puede ser que la pedrea de Almodóvar tenga el rostro de Aitana Sánchez-Gijón. En cuanto al mejor actor de reparto, hay tres de El buen patrón -Manolo Solo, Fernando Albizu y Celso Bugayo- y cualquiera puede ser un merecido ganador, aunque Urko Olazabal, en Maixabel, hace un trabajo espléndido. La actriz revelación puede ser Almudena Amor, por El buen patrón, ya que tiene un destacadísimo papel, y el actor revelación, por no acumular más premios a la película de León de Aranoa, puede recaer en Chechu Salgado, por La ley de la frontera, o en Jorge Motos, por Lucas, ambos con trabajos de mucha calidad. Por último, en la categoría de mejor director novel ya expresé mis simpatías por Javier Marco y su Josefina, pero David Martín de los Santos ha llegado muy fuerte con su magnífica La vida era eso, aunque no hay que olvidar el interés en la Academia por potenciar el aumento en la cuota femenina de las producciones y, en esta categoría, hay dos directoras: Carol Rodríguez Colás, por Chavalas, y, especialmente, Clara Roquet, por Libertad.