script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

UIMP 2021 entre la barraca y el cine

El actor José María Pou y la cineasta Gracia Querejeta recibiero ayer jueves, 8 de julio, el Premio La Barraca y de Cinematografía de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo como reconocimiento a su carrera en el teatro y el cine respectivamente. En el acto, realizado en el Hall Real del Palacio de la Magdalena, participaron también María Luz Morán, rectora Magnífica de la UIMP, que destacó que estos galardones 'nos recuerdan los largos vacíos sin salas de cine y de teatro que no llenan los espectáculos virtuales'; Rosa María Galán, secretaria general de la UIMP; y Esteve Riambau y Yolanda Flores, quienes pronunciaron la laudatio de los premiados.



Pou agradeció el premio 'en mayúsculas y escrito en rojo' y expresó que 'el honor es doble por el premio y por entrar en la apabullante lista de actores que lo han recibido en años anteriores'. Además, se lo dedicó 'a todos los actores' con los que ha trabajado ya que en su opinión 'son también responsables de tu trabajo' y, en especial, 'a dos personas anónimas' que antes de una función le revelaron 'el verdadero sentido del teatro'. Por último, reivindicó la figura de Lorca, cuya compañía da nombre al premio y que distingue desde 2008 a personalidades destacadas en las distintas facetas de las artes escénicas.

Por su parte, Querejeta agradeció el premio a su fallecido padre, el productor Elías Querejeta, quien según aseguró 'es la persona que me ha marcado como hacer las cosas' y 'buena parte de lo que soy se lo debo a él y lo que me enseñó'. También hizo referencia a la Ley de Cine que se está redactando, destacando que 'se está preguntado a la profesión'. La directora pidió que la ley permita 'que se puedan contar historias con libertad', más allá de las grandes productoras. 'Hay que ser cultura y no sólo industria', reclamó la realizadora galardonada por la difusión de la cinematografía y el enriquecimiento de su patrimonio.


'Mucha gente ha descubierto las plataformas durante la pandemia', aseguró la cineasta, quien considera que, a pesar de las dificultades para financiar, especialmente para proyectos de medio presupuesto, los espectadores 'consumen más imágenes que nunca'. 'La demanda que se ha creado hace que se esté trabajando mucho', apuntó. 'La capacidad de consumo es brutal', señaló Pou. Ambos coincidieron en que el sector debe 'reciclarse o morir' y adaptarse a las nuevas dinámicas para 'encontrar la manera de llegar al público'. Querejeta auguró que 'probablemente vayamos a un escenario donde solo se estrenen grandes películas con efectos especiales o blockbusters en el cine'.