script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Nuevo orden", por Paco España

Nuevo orden ha sido la ganadora a la Mejor Película Latinoamericana en los últimos Premios Forqué, los primeros que se otorgan cada año en España, pero antes de eso fue la ganadora del Gran Premio del Jurado en la pasada Mostra de Venecia. Es habitual el paso del realizador mexicano Michel Franco por los festivales más importantes y, además, suele ser reconocido en su correspondiente palmarés, ya que suma 14 premios importantes con cuatro de sus películas. La primera, Después de Lucía, sobre el acoso escolar, de la que Tim Roth, presidente del jurado de la sección en la que participaba, Un Certain Regard, dijo que era una obra maestra, con una secuencia final desgarradora como pocas y que, pese a las presiones para eliminarla, el director decidió mantener. El último paciente: Chronic, la historia de un cuidador de pacientes terminales protagonizada precisamente por Tim Roth, logra extraer la esencia de ciertos comportamientos humanos muy ligados al final de la existencia. Las hijas de Abril, película protagonizada por la enorme Emma Suárez, papel que no quería interpretar en primera instancia por el carácter del personaje y donde vemos el lado más tóxico de una madre con otra secuencia final que nos obliga a tragar saliva.


A Michel Franco se le compara con otro director con el mismo nombre y de origen alemán, Michael Haneke, y no es una comparación descabellada. Sería difícil saber cual de los dos realizadores es capaz de oprimir con más fuerza el corazón y el cerebro de los espectadores con sus historias. A pesar de pertenecer a una familia acomodada, en un país con una tremenda desigualdad social como México, siempre se ha interesado por contar historias comprometidas de los estratos sociales más desfavorecidos.


En el caso de Nuevo orden, vemos los preparativos de una boda, con invitados de la alta sociedad que aportan sus sobres con dinero a los novios, pero llegan a la casa en aparentes coche blindados y sabemos que en la ciudad hay revueltas muy serias, que terminan llegando a una celebración que pretende ser una burbuja de felicidad en un entorno de hostilidad. Para hacernos una idea la podríamos comparar con la serie, emitida recientemente por Antena 3, La valla, con la que guarda varias similitudes, pero, al contrario de ésta, Nuevo orden nos muestra la crudeza y la violencia que se apodera de una sociedad en la que el orden político se ha desmoronado por completo y los poderes que han estado hibernando en tiempos democráticos ven la oportunidad para salir a la calle y recobrar el totalitarismo que las leyes de la democracia les había impedido ejercer. De nuevo una película dirigida por este realizador, uno de los más destacables de la industria cinematográfica mexicana que cuenta con directores del calibre de Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Arturo Ripstein o Carlos Reygadas, nos deja imágenes grabadas en la memoria de las que es muy difícil desprenderse.