script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Dos vacas y una burra por Cantabria

Pedro es un joven madrileño, de unos treinta años, arquitecto en paro. Su tío Luis, de la misma edad, médico y también en paro, son inseparables. Pedro recibe una herencia de su abuelo (dos vacas y una burra), que también era arquitecto y que en su juventud emigró a México, regresando tres décadas más tarde a su tierra natal.


Para recibir dicha herencia, Luis y Pedro irán al pueblo con la intención de vender los animales y obtener dinero. En Cantabria se enamoran del paisaje y de sus gentes. Pedro en especial de Paula, una joven estudiante, también mejicana, nieta del mejor amigo de su abuelo que también emigró a México.

Esta es la sinopsis de Dos vacas y una burra, largometraje para salas de cine y plataformas de televisión cuyo rodaje tendrá lugar en Cantabria a finales de año bajo la dirección de Jesús del Cerro, realizador de series como Médico de familia o Un paso adelante que acaba de estrenar en Netflix Miami Bici y rueda la serie Vlad.

Promovido por la productora de contenidos audiovisuales ATM, en el reparto de Dos vacas y una burra figuran los actores españoles Miguel Angel Muñoz y Pablo Puyol. Junto a ellos figura la actriz mexicana Paulina Goto, un fichaje con el que, además, se pretende ofrecer un aliciente extra para su venta en toda Latinoamérica.

A la espera de determinar la localización de la película, un pueblo con arquitectura indiana y encanto especial, los productores Manuel Alvarez Diestro, Pilar Ruiz y José Luis Feito han mantenido un encuentro con el presidente regional, Miguel Angel Revilla, para exponerle las características fílmicas y turísticas del proyecto.

El mundo de los jóvenes en las ciudades actuales, el mundo rural desde el costumbrismo de Cantabria y los antiguos indianos que volvieron de buscar fortuna son las tres claves que interaccionan creando un conflicto dramático dentro de una comedia muy divertida para todos los públicos como busca ser Dos vacas y una burra.