script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Tenet", por Javier Collantes

Existen películas que conforman las reglas básicas del cine en todos sus órdenes. Otras, sin embargo, se destapan con unos nuevos condicionantes más próximos a un prisma filosófico, junto al espacio entre ficción y realidad. A dicho ejemplo, pero con más intensidad, profundidad y entretenimiento, sin dejar de lado la reflexión humanista, se corresponde Tenet, dirigida por el excelente cineasta Christopher Nolan, quien, después de una carrera sobresaliente, nos llega como un mesías en su modo de ver y exponer un film que engrandece el cine en todas sus variaciones.


Tenet es asombrosa, apabullante, audaz e impecable. Con la combinación de dos de sus películas anteriores, Memento y Origen, y su condición de jeroglífico cinematográfico, Nolan consigue con Tenet una película blockbuster compleja, difícil, cuyo tinte de cine comercial, que recuerda por momentos al agente 007, adereza el relato de thriller con secuencias de acción, hasta de un avión colisionando, y frases de presencias propias de un personaje con la esencia de Shakespeare. Simplemente genial. Tenet, la lucha por la supervivencia del mundo y el concepto del tiempo.


Tenet no busca respuestas en el espectador, sólo que te dejes llevar... que sientas, que disfrutes en cada encuadre, con cada diálogo y bajo una puesta en escena impresionante. La película de Nolan te agarra y no te suelta desde las ruinas de Pompeya, diccionario latino sobre el que el director construye un poderoso retrato del tiempo con efectos de cámara y te traslada a un viaje del otro yo en algún personaje. Preguntas, respuestas y sensaciones para revisionado de una película trepidante de principio a fin, una película para ver en pantalla grande... grande como es Tenet.


Dirigida en modo maestro, desde un guión a un montaje memorables, Tenet se acompaña de una magistral banda sonora en cada nota y una fotografía hipernaturalista que roza la majestuosidad en cada punto de su luz. Respecto a su intérpretes, impecables John David Washington, Robert Pattinson y Elizabeth Debicki, y extraordinario Kenneth Branagh. Una película espléndida, arte comercial con doble juego y dobles paredes, una ensoñación de fondo humano con fuerza en sus imágenes, magistral línea de acción y su formulación de la física... Tenet, mucho más que solamente una palabra.