script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "La jaula", por Paco España

El pasado 30 de mayo se estrenó en la plataforma Filmin La jaula, del director balear Marcos Cabotá, una producción de 2018 que pudo verse en IB3 Televisió, en forma de miniserie de dos capítulos, y, justo hace un año, en un discreto número de salas de cine. Ahora estas dos plataformas nos dan la oportunidad de disfrutar de títulos como éste, de calidad indiscutible y de difícil distribución.


Marcos Cabotá es el responsable de títulos como Amigos..., Noctem y I am your father, estupendo documental que dirigió junto a Toni Bestard, autor de la reciente Pullman, que recientemente tuvo su espacio en estas mismas líneas. Además es también responsable de cortometrajes de gran calidad como demostró en el documental Kyoko, nominado al Goya, surrealista trabajo sobre el intento de secuestro de John Lennon y Yoko Ono de una hija de ésta; y la muy divertida comedia 24 horas con Lucía, sobre los efectos nada perniciosos de una posesión demoníaca.


La jaula junta tres mimbres muy diversos para tratar de hacer un cesto que se antoja complicado, pero que se resuelve con solvencia. El personaje protagonista es un auténtico desastre, separado y con una hija preadolescente, malvive en una embarcación amarrada en un puerto mallorquín. A ese puerto llega otra embarcación con una pareja con la que establece una relación obsesivo-sexual, al estilo de El cuchillo en el agua, de Roman Polanski, mientras que en la isla tiene lugar el último atentado terrorista de ETA con víctimas en territorio español, lo que ocurrió el 30 de julio de 2009 en Palma Nova, que segó la vidas de dos jóvenes guardia civiles, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, caso que sigue sin cerrar.


Marcos Cabotá construye, con estos tres mimbres, un thriller psicológico que mantiene la tensión y la expectación hasta el final. Logra conjugar un hecho histórico real, que aún hoy mantiene muchas incógnitas -por la imposibilidad de salir y entrar en la isla tras el atentado y, sin embargo, nadie pudo ser detenido con responsabilidad en el atentado-, con unos personajes de ficción y que se ensamblan de manera armónica y sin que se noten diferencias narrativas entre ellos.


La jaula es una de esas típicas propuestas cinematográficas que, a pesar de su interés, tienen una distribución en salas muy modesta, impidiendo que llegue a un número importante de la población. Una situación que puede variar por la incorporación de estos títulos a las plataformas de contenidos que permiten que lleguen a espectadores de españoles, de Latinoamérica o de otros países a los que nunca hubieran llegado.