script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Hogar", por Paco España

Hogar se iba a estrenar en el Festival de Málaga, lo que no ha sido posible por el aplazamiento de éste, y se ha estrenado directamente en la plataforma Netflix el pasado 25 de marzo. Habla de la diferencia de clases y de cómo se puede estar en la parte alta de la pirámide económica, en pleno éxito profesional, y, de repente, por efecto de cualquier bandazo a los que últimamente la humanidad está abonada, pasar a la parte más baja y anhelar todo lo que anteriormente se poseía y ahora pertenece y es disfrutado por otros, en esta película con la forma del coche de alta gama y especialmente una casa de muy alto standing.


Los directores, los hermanos Álex y David Pastor, han estado trabajando en series de televisión y sus dos últimas incursiones en el largometraje han sido Los últimos días (2013), sobre una misteriosa enfermedad que se extiende por el planeta, e Infectados (2009), sobre un virus que igualmente se extiende por la tierra, por lo que ambos títulos, dada la situación global actual, no pueden ser más actuales y de interesante visión si el estado de ánimo lo permite. Además fueron los responsables de uno de los cortometrajes más espectaculares que se han podido ver en el panorama nacional en lo que va de siglo, se trata de La ruta natural, en el que ya se puede observar el virtuosismo visual del que hacen gala y que también se puede apreciar en la realización de Hogar.


El protagonista absoluto de la historia es Javier Gutiérrez, que está asquerosamente perfecto, como todos sus trabajos en el medio que sea, con un papel que guarda ciertas similitudes con el que interpretara en El autor, de Manuel Martín Cuenca, y, como en aquella, introducirse, cual lombriz, en la vida de otras personas. En el reparto le acompañan Mario Casas, del que lo mejor que se puede decir es que no desentona, y Bruna Cusí (Verano 1993), personajes objeto del anhelo del protagonista.


También le acompañan en el reparto la actriz cántabra Ruth Díaz, con un buen trabajo, interpretando a su esposa, un personaje real que intenta adaptarse a la nueva situación económica de la familia; y David Ramírez, integrante del glorioso grupo de actores y actrices de Homo Zapping en sus orígenes, en un personaje de enorme turbiedad. Hogar es una interesante película, más en su comienzo que en su final, en el que su aspecto de trhiller la hace más estándar a este tipo de propuestas de personaje acosador, donde hay aspectos del guión no demasiado pulidos, mientras que su interesante planteamiento inicial la emparenta ligeramente con la recientemente ganadora del Oscar, Parásitos, al mostrar las diferencias y deficiencias de dos clase sociales opuestas.