script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

XXXIV Premios Goya: Cantabria se cuela

El próximo 25 de enero, la Academia de Cine entregará los XXXIV Premios Goya, una gala que se celebrará en Málaga conducida de nuevo por Andreu Buenafuente y Silvia Abril. Aunque la presencia cántabra en las nominaciones de estos galardones no es muy numerosa, en comparación con las de las principales favoritas -Mientras dura la guerra, Dolor y gloria, y La trinchera infinita-, el cine de la región se cuela (in)directamente.


En primer lugar, Diecisiete, la producción de Netflix dirigida por Daniel Sánchez-Arévalo y rodada en Cantabria, ha sumado una nominación. Nacho Sánchez, Ismael en la road movie del cineasta cántabro, podría llevarse el Premio Goya a Mejor Actor Revelación. El intérprete aspira al galardón junto a Vicente Vergara (La trinchera infinita), Santi Prego (Mientras dure la guerra) y Enric Auquer (Quien a hierro mata).


Por otro lado, Paradise Hills, película dirigida por la joven cineasta vasca Alice Waddington sobre un guión de Brian DeLeeuw y el cineasta cántabro Nacho Vigalondo, podría hacerse con el Premio Goya al Mejor Diseño de Vestuario, concretamente el trabajo de Alberto Valcárcel. Los otros tres nominados son Paola Torres (Dolor y gloria), Lourdes Fuentes y Saioa Lara (La trinchera infinita), y Sonia Grande (Mientras dure la guerra).


Finalmente, Historias de nuestro cine, dirigida por Antonio Resines y Ana Pérez Lorente, ha sido nominada a Mejor Película Documental, un trabajo producido por Enrique Cerezo en el que el actor y director cántabro desgrana anécdotas de la historia del cine español desde que el 11 de mayo de 1896 en el circo Price, propiedad del inglés Willian Parish, el húngaro Edwin Rousby, con un animatógrafo, proyecta las primeras imágenes en movimiento que pudieron verse en España.



En Historia de nuestro cine, la narración se mezcla con testimonios de directores, actores y productores e imágenes de las películas a las que hacen referencia. De hecho, los testimonios son más una charla entre amigos que una entrevista al uso, lo que da ritmo al documental, además de hacerlo ameno y entretenido para el espectador. Los otros tres nominados son Ara Malikian, una vida entre las cuerdas, de Nata Moreno; Aute retrato, de Gaizka Urresti; y El cuadro, de Andrés Sanz.