script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El cine de Cantabria, anuario estadístico

Según el Anuario de Estadísticas Culturales 2019 que publica el Ministerio de Cultura y Deporte con datos de 2018, Cantabria es la quinta comunidad autónoma con menos cines (14) y salas de exhibición (37), aunque, al contrario de la tendencia nacional de pérdida en ambas dotaciones, nuestra región se mantuvo invariable en los dos casos.


Cantabria, en lo que se refiere al número de cines, se sitúa por encima de Asturias (8), La Rioja (10), Extremadura (11) y Navarra (13), ranking en el que habría que añadir las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con dos, y que, en el caso de la proporción de salas por habitantes, mantiene a nuestra comunidad autónoma en un puesto similar.

Curiosamente, La Rioja es la comunidad con una mayor proporción, hasta 13,4 salas por cada 100.000 habitantes. En este sentido, Cantabria cuenta con 6,4 salas por cada 100.000 habitantes, quedando nuestra región en la parte baja de la tabla,  con una tasa igual a la canaria, sólo por delante de Extremadura (4,6), Asturias (6,1) y Aragón (6,3).

De acuerdo al Anuario de Estadísticas Culturales 2019, en Cantabria se proyectaron el pasado 2018 un total de 551 películas, 95 más que el año anterior, lo que supone un incremento de casi el 21 %, algo más de 13 puntos por encima del incremento medio experimentado por el conjunto de las comunidades autónomas en todo el país.

En Cantabria, en 2018, las proyecciones cinematográficas congregaron a 1,2 millones de espectadores, 900.000 en el caso de producciones extranjeras y 300.000 en las nacionales, superando Cantabria con un 22,1 % la media nacional de asistentes al cine español que se situó en el 17,9 %. No obstante, la recaudación de la taquilla en Cantabria se redujo.

En Cantabria, en 2018, las salas de cine recaudaron un total de 6,4 millones de euros, 300.000 euros menos que en 2017, lo que supone un descenso de casi el 4,5 % y supera con creces la caída media nacional del 0,9 %. Con estas cifras, el gasto medio por espectador en la región fue de 5,3 euros, 60 céntimos menos que a nivel nacional.