script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Hoy vengo a confesar", por Beatriz Gutiérrez

Hoy vengo a confesar, como diría en su canción la Pantoja, que me encantan las películas antiguas de los años 30 y 40. Bueno, y de otras épocas... Me encanta el cine denominado como clásico. No puedo evitar fijarme en los coches, los lugares, las ropas, los maquillajes y, por supuesto, las mentalidades que, ¡¡¡ojo!!!, no se pueden juzgar con la visión actual. Me gustaría recomendar dos películas que he visto últimamente: La mujer pantera (Cat people, Jacques Tourneur, 1942) y Vive como quieras (You can't take it with you, Frank Capra, 1938).


La primera es de terror, con una gran Simone Simon. La verdad es que me encanta como al principio parece una florecilla y buena mujer y luego es una mujer celosa y horripilante. Todo el mundo la acusa de loca (no quiero contar el final), pero de loca nada. Aunque el personaje que me gusta es el de Alice. Lo pasa mal un rato, pero es fuerte y valiente, no como el marido de la protagonista, que no sabe el hombre para donde tirar. La verdad, la película no es muy larga, pero te sumerge en una atmósfera que te pone los pelos como escarpias, asfixiante y te vas sumergiendo en la locura, o no, de la protagonista.


La segunda es otro tipo de película. La protagonista es Jean Arthur, aunque hay varios actores como el gran Lionel Barrymore, con su movimiento de pelo. Me parece un moderno y me ha encantado. Su personaje es tierno, duro e incluso absurdo, como el resto de la familia, pero sólo puedes quererlo. James Stewart destila verdad y ternura, no sabes si quererle, abrazarle e incluso a veces reñirle para que espabile. A los demás personajes me los como, salvando las distancias de la época. No olvidemos que esta película tiene 81 años. Es una comedia tierna, divertida, pero como le gustaba al gran Frank Capra meter una, dos y varias pullitas a la sociedad americana de la época. Alguna más le faltó, pero, claro, mirándolo desde la perspectiva del año 2019.


Hoy me apetecía recomendarlas, porque, aunque son películas conocidas, no son las típicas que se nos ocurren cuando pensamos en esa época. Sólo quería animaros con estas películas, porque no sé a los demás, pero cuando veo este tipo de películas no puedo apartar la vista de las mismas. Siempre he dicho y diré que la película con la que más me he reído en mi vida es Arsénico por compasión, con un Cary Grant en estado de gracia. Vamos, que soy una gran defensora de Marvel, superhéroes, películas de acción y demás, pero porque alguna vez veamos alguna película sin efectos especiales tampoco se nos van a salir los ojos de las cuencas. Hay que respetar todo el cine, sin hacer de menos, y cambiar y compatibilizar siempre es divertido, sano y entretenido... pues eso.