script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Filmoteca, 'reboot' a la cántabra

Tras un periodo de rehabilitación y mejora de sus instalaciones, la Filmoteca de Cantabria, con nueva dirección al frente tal y como se puede leer AQUI, reabre sus puertas este miércoles, 17 de abril, con una programación que conforman dos ciclos: La imagen recuperada y uno dedicado al realizador japonés Kenji Mizoguchi.


Fernando Fernán Gómez, María Dolores Pradera, Isabel de Pomés, Félix de Pomés y Alfonso Estela protagonizan Vida en sombras (1948), película de Llorenç Llobet Gràcia que se proyectará a las 18:00 horas y que narra la historia de un joven que, desde niño, tiene fijación por el cine y que, de adulto y casado, sigue con su afición.


A las 21:00 horas será el turno para La señorita Oyu (1951), de Kenji Mizoguchi, la historia de Shinnosuke, quien acepta casarse con Shizu para poder estar cerca de su hermana Oyu, viuda y madre de un hijo. Las costumbres japonesas prohíben que Oyu se case para educar a su hijo como próximo jefe de la familia de su marido.

En cuanto a la programación, la anunciada para este mes de abril muestra ya pistas suficientes para los futuros contenidos. Con el objetivo de proteger el patrimonio audiovisual, se proyectarán clásicos españoles restaurados por diferentes filmotecas.

Por otro lado, y aunque sin competir con el circuito comercial contraprogramando en paralelo, la Filmoteca de Cantabria desarrollará el ciclo Inéditos, películas recientes que, sin embargo, no han tenido cabida en las salas de exhibición más populares.

El monográfico programado en homenaje a Pedro Almodóvar tendrá continuidad, próximamente, con otros ciclos sobre las mujeres en el cine y sobre producciones de la United Artist. Además, los sábados tendrán lugar las sesiones de la Filmoteca Junior para público familiar.

Con una inversión cercana a los 100.000 euros, y además de la modificación de la acústica, la eficiencia energética o los dispositivos de emergencia, la remodelación de la sede de la Filmoteca se ha centrado en la sala de butacas, el anfiteatro y espacio de acceso.

Por ejemplo, se ha incrementado la pendiente para un mejor visionado en cada fila, con más espacio entre ellas, disponiendo cuatro grupos de butacas desmontables para mejorar la accesibilidad y pasando a contar todas ellas con reposabrazos de anchura doble.