script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Nosotros", por Javier Collantes

Bajo el prisma del cine de terror y miedo, instantes psicológicos que conforman innumerables retazos de una clase fílmica, historias que aparentemente son cine de evasión pero que en su fondo introducen otras cuestiones más profundas y humanas, dilemas y razones con el bien y el mal como leitmotiv.


Jordan Peele nos sorprendió con Déjame salir, un film con unos conceptos cinematográficos tan intensos como sintéticos desde diferentes ángulos del género. Ahora nos llega su última película, Nosotros, un relato basado en un episodio de una serie de televisión de 1960, La dimensión desconocida, cuyo traslado a la pantalla grande ofrece un asombroso acierto.


Nosotros narra el viaje de una familia a la localidad de Santa Cruz, en la costa de California. Unas vacaciones aparentemente idílicas para una mujer, su marido y sus dos hijos que, sin embargo, se verán amenazadas por el recuerdo de un acontecimiento del pasado y el descubrimiento de otra familia exacta a ellos, siluetas a las que se enfrentarán dadas sus ansias por asesinarles. Con una historia tan impactante, el terror se apodera del relato.


A veces una especie de casquería fina; otras, un recorrido por lo más recóndito del ser humano y el miedo en toda su extensión. Secuencias y personajes en un tandem fantasmagórico, el doble malvado que tenemos, una pesadilla y un sueño, otra realidad dentro de estos personajes, una metáfora y una lectura política y social que impera a lo largo del metraje hacia los Estados Unidos, la migración y la segregación, temas expuestos con verdadera profundidad del campo real.


Excelentemente rodado, el film tiene ritmo, un artificio tan entretenido como profundo que no olvida el propio sentido humorístico del miedo, una historia total en contenido y formas, cine de alto calibre que podría haber pasado por un título emotivo y entretenido de serie B.


Sin embargo, Nosotros encaja con un contexto contundente, fotografía y tonalidad perfectas para la atrocidad de los dobles de cada familia, auténtico pavor en cuanto a experimentos psíquicos, razonamiento y multiverso. La invasión de los ladrones de cuerpos, un gran film de 1956 dirigido por Don Siegel, se convierte aquí en otra faceta: Nosotros, vosotros, ellos... Dos épocas: 1986 y los tiempos actuales, el relato de lo desconocido de uno mismo.


Nosotros contiene grandiosas escenas bajo una espléndida banda sonora de canciones de otros tiempos, como los Beach Boys, para un contenido de violencia como detonante rítmico en el ardor de la batalla. Todo el reparto ofrece impresionantes interpretaciones que muestran, sacuden y hacen vibrar al espectador. Nosotros es una película nada tramposa y su director deja de lado los trucos de prestidigitador de otros muchos, exprime la caligrafía del género, es directo y combativo. Por todo ello, Nosotros resulta una declinación tan terrorífica como magnífica.