script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Lo mejor de 2018, decepciones y sorpresas", por Jesús Caro

A este año que finalizamos (y no sólo cinematográficamente) me toca hacer el repaso destacando, desde la mayor de las subjetividades pues los gustos de cada persona son un mundo aparte, los títulos que más me han gustado. Con algún film aún pendiente de visionado, esto es (para mí) lo mejor de 2018.


11. Black Panther. Una apuesta refrescante dentro del cine de superhéroes que, como novedad a la espectacular y vibrante acción además de sus vistosos efectos especiales, introduce una cierta profundidad social/política/racial no tratados en el universo de los cómics con anterioridad. Un héroe con entidad propia que amplía el abanico de héroes que inundan las salas de cine.

10. Molly's Game. Notable debut en la dirección de Aaron Sorkin, quien también se encarga del guión, adaptación del libro de Molly Bloom basado en hechos reales. Diálogos rápidos y estimulantes, con una Jessica Chastain colosal y un Idris Elba que clava su interpretación como abogado defensor, en esta historia biográfica que consigue, con mucho ingenio, hacer atractivo e interesante el mundo del póker y de todas las tribulaciones que lo rodean como trama principal.

9. Ready Player One. Ejercicio nostálgico e imaginativo que deslumbra por su puesta en escena, de mayúscula calidad visual con unos increíbles efectos especiales, que fusiona espectacularmente el mundo real y el 'virtual', bien equilibrados narrativamente, con multitud de referencias al cine ochentero/noventero. Una cinta que ofrece altas dosis de diversión pero sin perder el corazón y el pulso de la historia.


8. Todo el dinero del mundo. Basada en hechos reales, narra el secuestro en 1973 de John Paul Getty III y los esfuerzos de su madre por rescatarle. Su director Ridley Scott ofrece una mezcla bien equilibrada entre thriller y drama, dotado de mucho ritmo, una buenísima ambientación y un montaje excelente en el que se demuestra el impecable trabajo de Scott tras las cámaras. Perfecta interpretación de Christopher Plummer en esta reflexión sobre la avaricia y la deshumanización que provoca el exceso de dinero y poder.

7. Con amor, Simón. Con todas las virtudes y defectos que una comedia adolescente pueda tener, el director Greg Berlanti consigue mostrar a un protagonista gay que el espectador comprende y empatiza. Trata temas universales como la búsqueda del amor, el poder mostrarse libremente, la integración o la amistad. Sirve de reflexión sobre la 'aparente tolerancia' de la sociedad y los tabúes sociales con un acertado equilibrio de humor y sensibilidad con un toque de 'misterio'.

6. Campeones. Comedia 'muy seria' con un humor muy característico de su director Javier Fesser, confeccionada para ser emotiva sin caer en la sensiblería. Con un grupo de actores noveles tremendamente acertados, que llenan de mucha humanidad y por qué no decirlo con un gran talento cómico, y un Javier Gutierrez en estado de gracia, esta historia (aparentemente sencilla) trata de capacidad y discapacidad social, una oda a la diferencia. Risas y emoción aseguradas.


5. Deadpool 2. Una película de superhéroes definitivamente diferente a las demás. Humor desternillante, ácido, irreverente, hilarante, que se auto parodia y se mofa de sí misma sin ningún tipo de complejos, con unas escenas de acción espectaculares, de ritmo rápido y muy bien equilibrado con una trama más elaborada que su antecesora. Una placentera y delirante locura totalmente disfrutable.

4. Tres anuncios en las afueras. Coctel dramático, con suspense y mucha comedia negra, con un sobresaliente trabajo de su reparto actoral (McDormand, Rockwell y Harrelson están perfectos en sus roles), muy buen ritmo narrativo y unos diálogos realmente ingeniosos para una propuesta diferente, con un punto de partida peculiar y que sorprende por momentos, no apto para todo tipo de público.

3. Los archivos del Pentágono. Magnífico trabajo de Steven Spielberg, preciso y meticuloso con una más que interesante historia (basada en hechos reales) ambientada en el mundo periodístico, desarrollada con solvencia y dinamismo, una intriga dramática que homenajea al cine clásico y sirviendo de oda a la libertad y al feminismo entre otros temas. De magnífico reparto, sobresalen sus protagonistas Meryl Streep y Tom Hanks que llenan de matices y alma sus personajes.


2. Misión Imposible: Fallout. Una prueba mayúscula de cómo superarse y subir el nivel dentro del cine de acción y espías. Pese a ser una sexta entrega de una longeva franquicia, Christopher McQuarrie sorprende con su trama, resulta tremendamente emocionante, con unas escenas de acción (tanto peleas como persecuciones) de absoluto lujo, con un Tom Cruise derrochando carisma a raudales en un papel al que le tiene pillada la medida a la perfección, acompañado por un elenco verdaderamente notable. Una demostración de cómo tener al espectador entretenido y prácticamente en constante tensión durante más de 140 minutos que se pasan como una exhalación.


1. Los Vengadores. Infinity War. Lo mejor que se ha estrenado en 2018. Tiene la proeza de aunar muchas tramas interesantes en un guión consistente, de conseguir unir en un solo film a muchos y muy diversos personajes cuya presencia en pantalla está muy bien equilibrada en función siempre de una historia emocionante, con acertadísimos toques de humor, de acción épica, con esencia y  estética de cómics, mezclando de manera brillante la pirotecnia de este tipo de film con momentos más dramáticos y un sorprendente desenlace. Mencionar a Thanos, el 'malo' del film, un villano de lujo, complejo, duro y al mismo tiempo con sentimientos, un Josh Brolin y unos efectos especiales geniales. La película evento del año es un espectáculo de entretenimiento absolutamente satisfactorio.


En este balance del año cinematográfico 2018, también he seleccionado un puñado de largometrajes que han sido una grata sorpresa y varias decepciones que espero sirvan para elegir mejor los títulos a visionar. En el apartado de las decepciones, el bueno de Clint Eastwood no ha estado muy acertado con 15:17 Tren a París. Basada en hechos reales, sus escasos 90 minutos de metraje resultan aburridos, el acto heroico que relata no da de sí lo suficiente como para realizar un largometraje que sea interesante. El retorno a la pantalla grande de Lara Croft en Tomb Raider, con el rostro de Alicia Vikander, es una cinta de aventuras muy poco emocionante y trepidante, con una trama demasiado tópica y pobre que posee demasiadas escenas de acción prolongadas al máximo para justificar su excesivo metraje. Otra adaptación de un videojuego fallida. Y, por último, señalar la total e innecesaria precuela La primera Purga: La noche de las bestias, que pierde el escaso interés que podría suscitar la saga a éstas alturas. Personajes caricaturescos y tópicos, escenas imposibles, historia simplona y nula reflexión.


Por otro lado, en el apartado de las sorpresas destaco film oscarizados como Yo, Tonya, una suerte de biopic alejado de convencionalismos, montaje dinámico y excelentes interpretaciones femeninas con un trasfondo moral (y amoral) y El instante más oscuro, otro biopic parcial con unos grandísimos Gary Oldman y Kristin Scott Thomas en un relato centrado en el aspecto político con una impresionante ambientación y un relato atrayente. En muy diferentes géneros han brillado títulos destacables: desde Un lugar tranquilo, que supone un soplo de aire fresco al actual 'cine de terror' con una historia simple pero tratada con mucho suspense, drama y corazón; hasta La revolución silenciosa, film germano de excelente reparto coral que muestra unos dramáticos hechos reales con un claro llamamiento al pensamiento propio; pasando por Tully, de Jason Reitman, con una muy buena actuación de Charlize Theron en una cinta difícil de clasificar, visión dura y realista de la maternidad con un elemento sorprendente, la aparición de un personaje tipo Mary Poppins pero en el mundo real.


Para finalizar, y sin olvidarme de otros géneros, la comedia de Santiago Segura Sin rodeos, una crítica acertadísima de la actual sociedad en la que vivimos demasiado pendiente de los likes, it-girls, youtubers, influencers, hastags, virales y de su pu** madre; la trepidante Milla 22, llena de acción y drama con un guión a ratos sorprendente; y la cinta de animación e imagen real Peter Rabbit, una mezcla de comedia infantil y adulta, bastante gamberra, con algo de corazón pero sin sentimentalismos de gags rápidos y eficaces, ideal para todo tipo de público.