script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Audiovisuales cántabros para el 25N

Este domingo, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una fecha marcada en el calendario para la que, en esta edición, la Consejería de Política Social y CCOO han tomado el audiovisual como vehículo de concienciación en sus campañas: Sin machismo te sentirás libre, te sentirás bien y ¿Dónde comienza la violencia de género?


La Consejería de Política Social del Gobierno de Cantabria pretende con su campaña detectar y expulsar al machismo de la sociedad desde el primer paso: el reconocimiento de esta creencia arraigada y normalizada en nuestra sociedad. Sin machismo te sentirás libre, te sentirás bien, protagonizada por Jorge Loza, lleva la firma de la artista experta en comunicación y género Yolanda Domínguez.


Hola, soy tu machismo es una parodia de un conocido spot de una marca de compresas en el que aparecía una mujer vestida de rojo y le decía a una niña 'Hola, tú no me conoces: soy tu menstruación'. Domínguez ha recreado al machismo como un hombre vestido de marrón que se presenta a otros diciendo 'Hola, tú ya me conoces: soy tu machismo'. Ante este encuentro, la mayoría niega conocerle.


Domínguez ha sido la autora de trabajos tan conocidos como Poses o acciones colectivas como Registro, en la que mujeres de toda España se movilizaron para acudir en masa a los Registros de la Propiedad a solicitar la propiedad de su cuerpo, a raíz de la polémica en torno al Anteproyecto de la Ley del Aborto.


¿Dónde comienza la violencia de género? Esta es la pregunta que lanza CCOO Cantabria para centrar la atención en 'los espacios en los que se reproduce la cultural patriarcal que luego se traduce en acciones violentas contra las mujeres'. La actriz Laura Heredero, bajo la dirección de la productora Band on the Bend, protagoniza esta campaña de concienciación.


Esta campaña 'toma distancia para trascender las noticias terribles de asesinatos o agresiones y bucear en el origen de esta cultura violenta'. Desde CCOO se quiere 'provocar señalando a la educación, las religiones, los medios de comunicación o los centros de trabajo como espacios de reproducción de la mentalidad patriarcal que convierte a la mujer en propiedad u objeto utilizable'.