script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

De rodaje con Diecisiete

Este miércoles, 10 de octubre, Cinentérate ha visitado el set de rodaje de Diecisiete, nueva película de Daniel Sánchez Arévalo que, de cara a su estreno a nivel mundial en Netflix y en los cines en 2019, repite, en su quinta película y como cuarta producción original nacional de la plataforma audiovisual, escenarios cántabros como localizaciones principales.


Pueblos de nuestra región como Carmona (Cabuérniga), Cabezón de la Sal o Viérnoles (Torrelavega) son algunas de las localizaciones donde se está desarrollando el rodaje de Diecisiete, 'road movie' que el cineasta cántabro Daniel Sánchez Arévalo sumará a su filmografía tras AzulOscuroCasiNegro, Primos, Gordos y La gran familia española.


Biel Montoro (Mira lo que has hecho), como Héctor, y Nacho Sánchez (La zona) –actor más joven en recibir el prestigioso Max de teatro por Iván y los perros-, como Ismael, protagonizan Diecisiete, una producción de Atípica Films y José Antonio Félez, habitual responsable de las películas de Sánchez Arévalo, coprotagonizada por Lola Cordón (Cuéntame un cuento), Itsaso Arana (La reconquista), Chani Martín (Campeones),  Mamen Duch (Tierra de lobos), Carolina Clemente (No habrá paz para los malvados) y Kandido Uranga (Bajo la piel del lobo).

Héctor –nombre presente anteriormente en la cinematografía de Sánchez Arévalo- es un joven insociable y poco comunicativo que lleva dos años interno en un centro de menores. Aunque apenas se relaciona con nada ni nadie, en la terapia de reinserción con perros en la que se anima a participar conecta con una perra tan esquiva como él a la que llama Oveja.


Meses después, cuando Oveja es adoptada, Héctor no puede aceptar esta circunstancia y, a pesar de lo poco que queda para cumplir su internamiento y a dos días de cumplir los 18 años, se escapa para ir en su búsqueda, algo que podría conducirle ahora ya a la cárcel.

Sánchez Arévalo ha asegurado que Diecisiete le permite contar ‘esas pequeñas grandes historias cotidianas’ y volver a Cantabria, encontrando, además, ‘una conexión muy íntima con esta historia de perros abandonados… con la imperiosa necesidad de encontrar su sitio en el mundo’.


El Gobierno de Cantabria, a través de las consejerías de medio rural y turismo, colabora en el proyecto mediante las localizaciones en espacios naturales y el Parador de Carmona, instalación que ha cedido para las seis semanas de rodaje como set de logística y comedor en el que el equipo realiza sus descansos. Fotografías: Javier Collantes.