script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Fuera de serie: "The Young Pope", por María Buenaposada

Si comienzo hablando de una reciente obra audiovisual cuyo personaje principal es una de las personas más mediáticas del planeta, con tendencias extravagantes -entre las que se encuentra el nunca mostrar su cara ante las cámaras- y cuya historia está dirigida por el director italiano Paolo Sorrentino, seguramente la audiencia pensará 'aquí tenemos de nuevo una biografía bizarra sobre alguna estrella de rock internacional'... pero nada más lejos de su intención (al menos en un concepto inicial) nos ofrece esta propuesta de HBO, estrenada a finales del año 2016.


The Young Pope contiene todas las características del cine de Paolo Sorrentino distribuidas en diez capítulos en la primera temporada, eso sí, ningún minuto está desperdiciado. Se trata de una coproducción, en su mayoría europea -entre países como Italia, España, Francia o Reino Unido-, la colaboración estadounidense es mayoritariamente económica, lo cual se nota, quizás, en el tratamiento.

La propuesta nos cuenta la historia de un Papa joven en la actualidad, interpretado por un sublime Jude Law que no deja nada que desear en el papel de pilar central de la religión católica, un líder descontento con la forma de mantenimiento de un dogma de siglos de antigüedad y dispuesto a realizar algunos cambios. La crítica social y la sátira no es algo que nos sorprenda dentro de los guiones del director italiano, pero además, ese no es el único sello que nos permite reconocerle, y es que la estética, la cuidada iluminación y los decorados de esta serie sólo nos llevan a englobarlos en una palabra: belleza, concepto al que Sorrentino siempre ha dado gran importancia.


El capítulo piloto empieza con la escena de presentación del nuevo Papa en el balcón del Vaticano, ante la mirada de todos los fieles seguidores que se encuentran aclamando su presencia. Comienza su discurso de aceptación del cargo hablando sobre las parejas homosexuales, el divorcio o el sexo consentido antes del matrimonio como bases fundamentales de nuestro siglo. Con estas palabras consigue la desaprobación y abucheos de todos los cristianos allí congregados y, en un principio, la confusión entre los espectadores de la serie. Todo esto hasta que, a los pocos segundos, el realizador nos descubre que tan sólo era un sueño, y es ahí cuando nos preguntamos: '¿qué es exactamente esta serie?'. Poco a poco nos iremos dando cuenta que no es una historia sobre religión o sobre la vida en el Vaticano, sino mucho más.

Como he mencionado antes, el reparto lo corona el actor británico Jude Law, interpretando a Lenny Belardo (Pío XIII), en un papel de excéntrico religioso que ha alcanzado la cima con valores tradicionales, pero que no tiene muchos amigos entre los demás miembros del Vaticano por su juventud y, sobre todo, por la innovadora manera de afrontar las cuestiones que les conciernen. Entre los personajes principales nos encontramos al italiano Silvio Orlando en el papel del Cardenal Voiello, mano derecha del Papa; al español Javier Cámara como Monseñor Gutiérrez, gran amigo de Lenny; y a la aclamada actriz estadounidense Diane Keaton como Hermana Mary, que resulta ser lo más parecido que ha tenido nuestro protagonista a una madre desde su infancia, la cual iremos conociendo poco a poco.


The Young Pope es una serie de ficción con una sola temporada (aunque renovada para más) que se va a convertir en una obra de culto gracias a todos los ingredientes que la componen, tanto de forma como de fondo. Está interpretada de forma espectacular y su visionado no deja indiferente a nadie. La mejor forma de convencer de su calidad es viendo su 'opening' de un minuto y medio que, sin hablar, desde luego, lo mínimo que provocará es ganas de ver, saber, indagar y conocer más sobre la historia que van a contarnos.