script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Italia: año cero

Seis grandes cineastas y otros tantos títulos emblemáticos componen Italia: año cero, nuevo ciclo de cine del Ateneo de Santander, un caleidoscopio de una de las décadas más importantes para el cine europeo en el que, entre otros muchos elementos, se podrán comprobar los paralelismos con la mirada española y contemplar los mitos interpretativos que protagonizan estas películas.


El compromiso social, las raíces del neorrealismo, el retrato de una sociedad que tras la Segunda Guerra Mundial y el fascismo debía reinventarse son algunos de los lenguajes, expresiones y perfiles representados en las seis películas incluidas en Italia: año cero, un cruce de caminos fundacional del mejor cine italiano cuyas sesiones, en VOSE, tendrán lugar a las 19:30 horas.

Como viene siendo habitual, las proyecciones serán precedidas por presentaciones a cargo del periodista y crítico de cine Guillermo Balbona y el director del Aula de cine de la Universidad de Cantabria, Guillermo Martínez, que realizarán una contextualización histórica de las obras, para después comentar en la charla-coloquio cuestiones relevantes de cada una de las películas.


Lunes, 21 de mayo
Alemania, año cero (1948), de Roberto Rossellini
Reparto: Edmund Moeschke, Ernst Pittschau y Barbara Hintz.
Sinopsis: Edmund, un niño de doce años, intenta sobrevivir a las duras condiciones de la postguerra alemana, especialmente en Berlín, una ciudad que ha quedado completamente derruida tras la Segunda Guerra Mundial.


Lunes, 28 de mayo
Arroz amargo (1949), de Giuseppe De Santis
Reparto: Silvana Mangano, Vittorio Gassman, Doris Dowling y Raf Vallone.
Sinopsis: Perseguida por la policía, la cómplice de un ladrón se une a un grupo de jornaleras que se dirigen a las plantaciones de arroz del valle del Po. Una vez allí, se reúne con ella su amante que proyecta apoderarse, con la ayuda de unos amigos, de la cosecha.


Lunes, 4 de junio
Crónica de un amor (1950), de Michelangelo Antonioni
Reparto: Lucía Bosé, Massimo Girott y Ferdinando Sarmi.
Sinopsis: Un empresario maduro, que ama apasionadamente a su joven y bella mujer, teme que lo esté traicionando, por lo que decide vigilarla por medio de una agencia de detectives. Cuando ella era estudiante estuvo perdidamente enamorada de Guido, un compañero de clase que era el novio de su mejor amiga. 


Lunes, 11 de junio
Bellísima (1951), de Luchino Visconti
Reparto: Anna Magnani, Walter Chiari y Tina Apicella.
Sinopsis: El director Alessandro Blasetti está haciendo los castings en los estudios Cinecitta para elegir a una niña que actuará en su nueva película. Muchas madres se acercan a los estudios para intentar que sus hijos triunfen en el mundo cinematográfico pero contra la voluntad de su marido, Maddalena Cecconi está dispuesta a hacer cualquier cosa para que su hija Maria llegue a lo más alto, le paga clases de baile, peluquería... El día de la prueba Magdalena ve a su hija desde la sala y observa como ésta termina llorando delante del jurado. Aunque finalmente María es elegida para interpretar la película Magdalena ya no desea sacrificar la infancia de su hija y se niega a firmar el contrato.


Lunes, 18 de junio
Umberto D (1952), de Vittorio de Sica
Reparto: Carlo Battisti, Maria Pia Casilio y Lina Gennari.
Sinopsis: Umberto Domenico Ferrari es un jubilado italiano que ha trabajado toda su vida en el Ministerio de Obras Públicas. Su asignación mensual apenas le llega para pagar la habitación que tiene alquilada en Roma y no tiene más compañía que su perro Flick y Maria, la joven sirvienta que trabaja en la pensión. En esta difícil situación, la casera de Umberto está a punto de contraer matrimonio con un hombre adinerado y hará todo lo que esté en su mano para desalojar al incómodo inquilino.


Lunes, 25 de junio
Las noches de Cabiria (1957), de Federico Fellini
Reparto: Giuletta Masina, Francois Perier y Amedeo Nazzari.
Sinopsis: Cabiria es prostituta y ejerce en uno de los barrios más pobres de Roma. Sueña con encontrar el amor verdadero, un hombre que la aparte de la calle y a quien pueda entregarse en cuerpo y alma. Su bondad y una cierta ingenuidad la convierten en víctima de sucesivos vividores que se aprovechan de ella, le roban y golpean. Las contrariedades no afectan a su espíritu, que cobra esperanzas renovadas una y otra vez pese a los sucesivos fracasos. Todo parece cambiar cuando abre su corazón a un tímido contable que le propone matrimonio.