script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "El aviso", por Paco España

El director catalán Daniel Calparsoro saltó a la palestra cinematográfica en 1995 con la deslumbrante Salto al vacío, todo un desesperanzado retrato generacional de jóvenes vascos que intentaban subsistir entre la violencia y la desindustrialización en el cual nos dio a conocer a la espléndida actriz y cantante Najwa Nimri, además de al malogrado y no menos espléndido actor Ion Gabella. A este título le siguieron Pasajes, A ciegas, Asfalto y Guerreros, títulos cuyo interés no estaba al nivel de su ópera prima.


Recientemente ha dirigido Invasor, Combustión y Cien años de perdón. Cine de acción, con elegante factura, pero con una gran facilidad para ser olvidadas tras su visionado. En esta ocasión, nos presenta un thriller cabalístico sobre el poder de los números y su repetición a través de unos patrones invariables, un argumento complejo que se retuerce una y otra vez hasta provocar la confusión del espectador en un mar de realidades paralelas.


Todas ellas dejan de lado, en demasiadas ocasiones, una mínima verosimilitud a la que agarrarse, antes de perder el interés definitivamente por los personajes que aparecen en pantalla. El esforzado trabajo de Raúl Arévalo y Aura Garrido no es suficiente para mantener el nivel de un guión demasiado enrevesado, aderezado, además, con líneas argumentales de un amor pasado con episodios de esquizofrenia y el caso de acoso escolar de uno de los protagonistas. Demasiados mimbres para un cesto que se desvencija por momentos debido a que sus débiles remates.


El guión viene firmado, además de por su director, por Jorge Guerricaechevarría, habitual en los trabajos de Alex de la Iglesia, incluyendo Perfectos desconocidos y El Bar; Patxi Amezcua, guionista de la estupenda El viaje de Arián, director de 25 kilates y Séptimo, además del cortometraje Mus, que ganara el premio del público en el Festival de Aguilar de Campoó en 2004; y Chris Sparling, guionista de Buried (Enterrado), de Rodrigo Cortés. Un grupo de guionistas heterogéneo, con destellos de gran brillantez, que no han podido o no han sabido demostrar en esta película, ¿será 'un aviso' para navegantes?