script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "El cuaderno de Sara", por Paco España

Norberto López Amado tiene en su haber la dirección de varias series televisivas de cierta repercusión mediática y fácil consumo como son El incidente, Mar de plástico, El príncipe, Tiempo entre costuras, Herederos o El internado, además de la miniserie Vuelo IL8714, recreación del accidente aéreo de 2008 que terminó con la vida de 154 personas, un interesante documental sobre el arquitecto Norman Foster y los largometrajes Nos miran, con Carmelo Gómez, y la estimable La decisión de Julia, con Marta Belaustegui, Fernando Cayo y Josean Bengoetxea. En esta película hay que diferenciar muy claramente entre las intenciones y el resultado.


El cuaderno de Sara retrata la aventura en África de una mujer que busca a su hermana desaparecida y se ve envuelta en diversos peligros por la corrupción de personas con las que contacta, lo que la lleva a meterse de lleno en el territorio de los señores de la guerra que asesinan, violan y alistan niños para su ejército con total impunidad, todo para conseguir el mejor beneficio de ese nuevo 'mineral de sangre' llamado Coltán, necesario para la fabricación de ese aparatito que llevas en el bolso, donde recibes los whatsapps y que tiene en el Congo el 80% de las reservas mundiales. Hasta aquí sus intenciones son loables y sumamente interesantes, pero los resultados no están a la altura.


Su realización es densa, poco fluida, el guión avanza a trompicones y tiene de todo menos un ritmo adecuado. Las actuaciones resultan tan esforzadas como poco inspiradas y existe un interés desmedido en mostrar una gran cantidad de planos con drones donde el verde esmeralda de la jungla se ve cortado por interminables caminos de tierra roja o las grandes superficies de urbes con construcciones tan artesanas como inestables. Probablemente sea un estreno que lleve una considerable cantidad de personas al cine, algo siempre interesante, pero al ver esta película me da la misma sensación a la que me produjo su ópera prima, Nos miran, de la que también escribí una reseña en el momento de su estreno -y que se puede leer AQUI-. Su resultado se encuentra muy por debajo de sus intenciones.