script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"El cine español 2016", por Paco España

Como en años anteriores, los documentales ocupan los primeros lugares en numerosas listas por su contenido, calidad e interés. Como ya ocurriera en 2015 con el extraordinario trabajo "Frankenstein 04155", sobre las responsabilidades y consecuencias del Alvia accidentado en Santiago de Compostela -que dejó 81 víctimas y miles de interrogantes sin resolver-, este año son "Dead slow ahead", un fantasmal viaje en un enorme barco carguero más parecido a un viaje interestelar en una enorme nave galáctica, y "Omega", sobre el famoso disco de flamenco-rock compuesto por Enrique Morente -con la colaboración de Leonard Cohen y poemas de Federico García Lorca-.


2016 nos ha dejado el auge de las producciones cinematográficas en plataformas digitales: la primera producción de Netflix, "7 años", y, en cierto modo, "El rey tuerto", dos estupendas películas con una estética muy teatral y con guiones brillantes e interpretaciones de gran altura. Muy destacables los retratos familiares de "Las furias" y "María y los demás", ambas con el protagonismo de Bárbara Lennie, actriz en un dulcísimo estado profesional.


"La puerta abierta", de Marina Seresesky, y "Rumbos", de Manuela Burló, retratos sociales de dos directoras, han puesto un punto de calidad en las pantallas de cine, pero no el suficiente para su reconocimiento por la academia de cine en su ceremonia de auto-satisfacción anual. Este año también nos ha traído el regreso de un Pedro Almodóvar de calidad con "Julieta", aunque su estreno, coincidente con el revuelo de los papeles de Panamá, hizo que no tuviera la repercusión debida. También nos ha traído la eclosión del cortometraje "Timecode", que arrasa allá por donde va. La simbiosis perfecta entre cine y danza.


A la espera de saber las cifras de taquilla del cine español durante el año, títulos como "Kiki, el amor se hace", "Villaviciosa de al lado", "Que dios nos perdone" y, sobre manera, "Un monstruo viene a verme" (que no a visitarme) han tirado de ella, especialmente ésta última, con una clara vocación en el mercado internacional. Bayona ha realizado una película interesante que puede tener un protagonismo sorprendente en los próximos premios Oscar.


Algunas películas tienen calidad sobrada para su reconocimiento colectivo pero tienen visión minoritaria, como es el caso de "La reconquista" y "La próxima piel". Aparte de la mencionada película de Bayona, el título con más repercusión mediática ha sido "El hombre de las mil caras", una película fallida y sobrevalorada que cuenta con un diamante llamado Eduard Fernández y una dirección artística que mejora de manera notable su visibilidad.


Si 2016 ha dado un título que puede reconfortar al espectador más cansado, ése es "Tarde para la ira", primer y estupendo trabajo como director de Raúl Arévalo, un drama enérgico, seco y consistente que atrapa desde la primera a la última secuencia con un inspiradísimo reparto encabezado por Antonio de la Torre, Luis Callejo, el inolvidable Mano Solo y nuestra fantástica Ruth Díaz.