script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Lo mejor de 2016", por Javier Collantes

"Sunset Song" es, sin duda alguna, un cuadro perfecto de crudeza, sensaciones y síntesis cinematográfica. Por su parte, "El hijo de Saúl" define la simbiosis entre el realismo más atroz y la profundidad de campo en todos sus sentidos. Hipnótico, profundo y sublime, "El abrazo de la serpiente" resulta un extraordinario motivo de naturaleza y energía. "La habitación" es un relato grandioso, duro y conciso, sobre el secuestro y la alteración de las vidas humanas.


Con elementos narrativos equilibrados, "Sparrows (Gorriones)" es un film extraordinario, impactante, reflexivo e intenso, de los que dejan huella. "Sing Street" es un maravilloso lugar donde música, sentimientos e imaginación realizan un sobresaliente homenaje a la creatividad y al romanticismo más auténtico. Transitando por pasajes de cine comercial y existencial, "La llegada" es un relato diferente que combina estilos y ofrece un final apoteósico, cine de amplias miras.


"El ciudadano ilustre", simplemente excepcional, una excelente limpieza a la cultura sobre la estupidez humana. "Esperando al Rey" es más que un viaje o un recorrido sobre expectativas comerciales, es un auto-descubrimiento a otras maneras de ver, sentir y cambiar una parte de una personaje, la decepción y el cambio. Cine denuncia, cine de investigación y periodismo, la valiente "Spotlight" suma, además, asombrosas interpretaciones.


Cine necesario, enseñanza libre, contestatario y sensible, "Captain Fantastic", cine didáctico de a, b, c. Magnífico retrato de una época oscura de Hollywood, "Trumbo. La lista negra de Hollywood" es un relato eficaz y contundente. Bajo una asombrosa puesta en escena, el guión y el relato de "El cartero de las noches blancas", cine contemplativo con mayúsculas y tremendo tratado del ser humano, consiguen la mejor definición de cine poético.


Fascinante cine post-moderno, a través de sus tonos de luz y diseño, "High Rise" es un film realmente sorprendente y se convierte en un tratado de las clases sociales. Mel Gibson consigue de nuevo una gran obra cinematográfica en "Hasta el último hombre", cine belicista/antibelicista, heroico y magistral, sobre la objeción de conciencia y cuya batalla resulta un grandioso tapiz de crudeza, muerte y desolación.