script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El Principal: MAX madera, MAX cartelera

Después de dos años y medio de trayectoria estable, El Principal Teatro, sala privada que dirige Edy Asenjo, modifica su forma de programar para ofrecer mayor rotación de espectáculos en cartelera. Así pues, la compañía estable de El Principal, integrada por siete actores, ha comenzado ya a trabajar en dos nuevos montajes que vendrán a sustituir a la obra actualmente en cartel: "Casa de fieras". Estrenada en Junio, esta quinta producción, de la que se puede leer AQUI más información, afronta Septiembre como su último mes en cartel en esta sala ubicada en una vivienda señorial del centro de Santander.


Con esta decisión, en palabras de su director, se pretende 'iniciar una nueva etapa porque tras dos años y medio de trabajo sin paradas, en los que nos han visitado ya 5.000 personas, hemos consolidado un grupo de público estable que, cada vez que sale de una función, nos pregunta cuándo vamos a estrenar lo próximo y que incluso en ocasiones repite'. Además, para Asenjo, 'la incorporación de tres nuevos intérpretes al elenco habitual de la sala nos permite ensayar nuevos montajes simultáneamente y dar respuesta a la demanda del público sin perder ni un gramo del cuidado y el mimo en los productos que son el sello característico de nuestras producciones”.

En este sentido, los próximos estrenos de El Principal Teatro continuarán la apuesta por textos clásicos contemporáneos del teatro europeo que constituyen una seña de identidad del espacio y una garantía para un público que, según explica Asenjo, 'es muy atrevido al decidirse a entrar a una casa particular a tomar una copa y a ver teatro pero es a la vez muy exigente con la calidad de los montajes porque no busca solo una experiencia de ocio sino un contenido de calidad que sabe que siempre encuentra'.

A juicio del actor galardonado con un Premio MAX, 'una de las claves que nos permite garantizar que todo lo que programamos tiene un nivel de calidad elevado es que somos independientes, nadie nos compra los montajes y por tanto nadie nos marca las fechas de estreno de forma que si consideramos que el periodo de ensayos debe prolongarse porque el montaje en el que estamos trabajando no tiene aún el punto de maduración suficiente como para estrenarse, sencillamente seguimos trabajando en el hasta conseguir un resultado de la altura que exige  un público que va a ver nuestro trabajo a centímetros de distancia y al que no se puede mentir'.