script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

La hoja de ruta del consejero de Cultura

El pasado 24 de Septiembre, el consejero de Cultura, Ramón Ruiz, comparecía a petición propia en el Parlamento de Cantabria. En esta exposición, el actual máximo responsable de este área a nivel regional dejaba sobre la mesa, además de las habituales y consabidas críticas al equipo de gobierno anterior, las líneas maestras de la hoja de ruta de su departamento para esta legislatura.


En primer lugar, Ruiz manifestó su malestar con la 'situación encontrada' a su llegada a la Consejería, una realidad que describió como carente de un proyecto cultural global, limitado por problemas de personal en los centros y 'demasiado centralizado en Santander'. Para intentar poner solución a este panorama, el consejero apostará por un diálogo permanente con el mundo de la cultura y expresó, igualmente, su deseo para que la cultura 'llegue a toda Cantabria'. Como botón de muestra, una realidad poco novedosa como una 'ruta escolar' por la Filmoteca de Cantabria.

El próximo escenario de la cultura en Cantabria pasa, según Ruiz, por la creación del Consejo Regional de Cultura, un instrumento estructural que, según su ideario, favorecerá 'la relación entre el mundo de la cultura, la sociedad y la Administración'. Como complemento, otra de las medidas será la creación de una Oficina de Coordinación y Distribución artística de programas, giras y eventos culturales.

Este nuevo ente servirá, de acuerdo a la explicación del consejero, para 'poner orden' en la coordinación institucional y planificación cultural con los municipios. Ruiz declaró, igualmente, su apoyo a las industrias culturales y a la creación artística, sector en el que se apostará por medidas como becas anuales y un programa de subvenciones.

En otro orden de cosas, Ramón Ruiz también pide al ministro Méndez de Vigo, vía carta firmada, la convocatoria de una reunión de la Conferencia Sectorial de Cultura para abordar la reducción del IVA cultural. Ruiz asegura en su misiva que, dado el lastre que supone este impuesto para los artistas y las industrias culturales, 'el sector de la cultura necesita apoyo y respuestas, por lo que creo que es necesario que las Comunidades Autónomas podamos encontrarnos y debatir propuestas, con el objetivo de trabajar de forma conjunta para lograr un IVA razonable y acorde con las necesidades del sector cultural'.