script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El oso pardo cantábrico, disección audiovisual

Este domingo, 23 de Noviembre, el Teatro Jovellanos, dentro de la programación del 52 Festival de Cine de Gijón que se está celebrando del 21 al 29 de Noviembre, ha albergado la presentación del rodaje de "Cantábrico. Los dominios del Oso Pardo", de Joaquín Gutiérrez Acha ("Guadalquivir"). Tanto el propio realizador como el productor, José María Morales, han presentado un proyecto que comenzó a rodarse la pasada primavera y que se extenderá hasta finales del próximo año.


"Cantábrico. Los dominios del oso pardo" es una producción de alta calidad de Wanda Natura, con la participación de TVE y Canal+, diseñada para poder ser proyectada en las grandes pantallas de cine. La naturaleza de Galicia, Castilla-León, Asturias y Cantabria es la protagonista indiscutible de este proyecto que pretende dar a conocer un territorio salvaje de la Península Ibérica con una extraordinaria biodiversidad.

Los equipos de rodaje se desplazan a los espacios naturales de la Cordillera Cantábrica para filmar sus rincones más ocultos y, de este modo, acercarse a las especies más emblemáticas, un acercamiento audiovisual para enseñarnos su vida privada y registrar conductas nunca antes filmadas. Para ello, están utilizando los medios de rodaje más avanzados.

Desde cámaras de ultra definición capaces de grabar a 6K a cámaras térmicas e infrarrojas para registrar en la total oscuridad, pasando por cámaras de alta velocidad, capaces de trabajar a más de 1500 fotogramas por segundo, para ralentizar movimientos inapreciables para el ojo humano, o helicópteros con cineflex y drones tele-dirigidos.


Sinopsis: Bajo el patrón de las cuatro estaciones, la película recorre la cordillera Cantábrica contando las historias que van a protagonizar las diferentes especies. El oso pardo, el lobo, el gato montés, el urogallo, los salmones, las plantas carnívoras o las pequeñas pero interesantes arañas y mariposas, van a introducirnos en su particular mundo, a lo largo de las diferentes estaciones, para enseñarnos sus estrategias de supervivencia al tiempo que superan las condiciones extremas que el clima les impone. La cordillera Cantábrica es un territorio salvaje abrupto y hostil que somete a sus habitantes a pruebas duras que sólo los mejores adaptados podrán superar.