script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Cuando las luces nunca se apagan", por Javier Collantes

Ante la noticia del cierre de los Cines Groucho, después de 10 años de exhibición cinematográfica, uno no puede expresar con palabras la tristeza de la desaparición de cualquier actividad que crea empleo, cultura, entretenimiento... cine en toda la extensión de un término, ya que unos cines generan ambiente en una ciudad, dinamizan la calle y crean vida.  


De estas salas he de decir que se ha realizado una gran labor del denominado cine de autor, con una enorme calidad en su programación. Hemos visto películas de diferentes nacionalidades, hemos aprendido a ver cine de otras realidades, temáticas... a sentir otras anotaciones fílmicas en sus dos salas, pequeñas sí pero grandes en su aportación al séptimo arte.

Sus ciclos dedicados al cine español, la gastronomía, presentaciones y un largo itinerario creo que han servido para saber las grandes posibilidades de otras obras menos comerciales pero de gran valor artístico en su ficción y realidad. No se debe olvidar el callejón de la entrada, en un sabor de cine diferente, introduciéndose en otros tiempos, quizás en unas valoraciones profundas que conducen a otras dimensiones de calle en un sentido poético del trazado. 

Han sido tantos films vistos en sus pantallas que resulta difícil nombrar sus títulos, lugar donde su vestíbulo daba lugar a conversaciones e intercambios de opiniones cinematográficas entre espectadores, propietario de las salas, personal de los cines... en una maravillosa experiencia enriquecedora, donde ahora faltan las palabras, pero no la emoción.

"Groucho", como homenaje a un genio del humor, en un recinto situado en el centro de Santander. La intensidad prevalece desde "La cinta blanca", "Melancolía", "Ida", "Un sueño de invierno"... y tantos títulos que te hacen senti.. Eternas e inolvidables, sin falsos sentimentalismos. Ahora, en su cierre, permanecerán en nuestra memoria, sin lágrimas y sin despedidas. Odio las despedidas. Con "La desaparición de Eleanor Rigby" y "Alguien a quien amar" se van estos cines. Hasta siempre Cines  Groucho. Cuando las luces nunca se apagan...