script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El viento sopla a favor para derrotar la exclusión social

La campaña de crowfunding lanzada por la asociación Derrota La Exclusión Social ha superado el objetivo que se marcó de recaudar 4.000 euros para finalizar el documental "De donde viene el viento", dirigido por Ángel Astorqui y Álvaro de la Hoz y producido por Burbuja Films y Tanea. La asociación Derrota La Exclusión Social pre-estrenará el documental este martes, 2 de Septiembre, en la Filmoteca de Cantabria. Al preestreno de este documental, que tendrá lugar a las 20:30 h., acudirán sus protagonistas, los niños de la escuela de vela y sus familias, el equipo técnico del CEAR "Príncipe Felipe" liderado por Jan Abascal, y representantes del equipo olímpico español con los deportistas cántabros a la cabeza.


También estarán presentes en la Filmoteca de Cantabria el alcalde de Santander, Iñigo de la  Serna, el concejal de Deporte, Luis Morante, y representantes del Gobierno de Cantabria, la Obra Social de La Caixa, y de las empresas colaboradoras como Asador Lechazo Aranda, Club Deportivo Marisma, Café-Bar Siboney, Naviera Los Reginas, Glezco Asesores y Consultores y Pinchos Québec. Además, acudirán al preestreno los mecenas que, a título personal y a través de la campaña, han querido sumarse a este proyecto documental.

No obstante, esta campaña no finaliza hasta el domingo 31. Los recursos que se obtengan hasta entonces servirán para subtitular el documental al inglés y hacer una mayor difusión del mismo. Quienes quieran colaborar con el proyecto pueden hacerlo AQUI. La asociación Derrota la Exclusión Social es una organización sin ánimo de lucro, constituida en Santander, cuyo objetivo es luchar contra la exclusión social y, muy especialmente, en el ámbito infantil y juvenil mediante actividades deportivas y culturales. En 2013 llevaron a cabo el programa "Aliados del Viento".

"De donde viene el viento" muestra como una escuela de vela se convierte en una escuela de vida. Es el relato de una ilusión que paulatinamente se convierte en pasión. Como la de Alberto, que con diez años, se levanta todos los sábados a las ocho de la mañana y recorre 200 kilómetros para practicar vela, a veces nevando o lloviendo. Como las de Cris, Bea, Héctor, y el resto de niños que, durante los últimos 18 años, han pasado por las instalaciones de la escuela de vela del CEAR de Santander: 23.000 alumnos y otros tantos relatos de ilusión, esfuerzo, autocontrol, superación y sacrificio.

En el camino que recorren no están solos: les acompañan sus entrenadores. Rubén, Fidel o Pablo son los compañeros de viaje que les enseñan a integrarse en un equipo, les inculcan que solos no son nadie y que deben confiar el uno en el otro, a encontrar sus límites y a aprender hasta donde pueden llegar. Comparten con ellos los buenos y malos momentos: aprenden a administrar las victorias y gestionar las derrotas, hasta comprender que los resultados llegan con un esfuerzo y sacrificio continuados y que la derrota es algo que se puede y se tiene que superar.

A través del deporte, estos jóvenes alumnos aprenden a respetarse a sí mismos y a los oponentes, a las reglas y a las decisiones de los árbitros, con las que no siempre están de acuerdo, al mar y a sus compañeros. "De donde viene el viento" da protagonismo a los valores que emergen en las relaciones sociales que se generan: la amistad, el trabajo en equipo, el respeto por el contrario, la preocupación por los demás o la perseverancia.