script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

aluCINE #2013 11 26

Este martes, 26 de Noviembre, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria alberga la tercera y última jornada de su ciclo aluCINE. Aunque en un principio estaba programada la película "Stengray Sam", del director underground norteamericano Cory Macbee, por motivos técnicos, a las 19:00 h., se proyectará, en su lugar, "La sangre de un poeta", de Jean Cocteau, ocasión que se aprovechará para hablar, como es habitual en un coloquio posterior moderador por el coordinador del ciclo -Linker-, del propio director y el cine surrealista.


Jean Cocteau fue uno de los más grandes artistas multidisciplinares de todo el siglo pasado. Poeta, novelista, dramaturgo, ensayista, actor, coreógrafo, pintor, diseñador, dibujante y cineasta -y crítico de todas estas disciplinas-, Cocteau fue uno de los creadores totales que mayor influencia cultural ejerció en su tiempo. Jean Cocteau cultivó, en su escasa y espaciada filmografía -compuesta de únicamente siete obras-, un cine profundo y radicalmente íntimo, un cine que casi es un diario secreto cargado de sus sentimientos, obsesiones, confesiones, propios exorcismos... Anticomercial y siempre minoritario -y prácticamente marginal con respecto a toda industria-, Jean Cocteau se valió, para retratar su mundo interior, de las metáforas plásticas y visuales, constantes en una porción de sus películas más 'abstractas' y siempre presente en otras más cimentadas en una 'realidad inicial'.


Cocteau debutó con el filme poético "La sangre de un poeta", título que marcaría las formas básicas del resto de su obra. Quince años después realizó su particularísima e inimitable versión de "La Bella y la Bestia", a la que siguieron "El águila de dos cabezas", "Los padres terribles", "Cariolan", "Orfeo" y "El testamento de Orfeo". Filme declarado por muchos surrealista, y repudiado también por muchos de los propios abanderados del surrealismo (como también le ocurrió a "La concha y el reverendo". de Germaine Dulac y Antonin Artaud), "La sangre de un poeta" es el fulminante debut en el arte cinematográfico del artista total Jean Cocteau. En ella, un poeta que no es otro que el propio autor, viaja interior y exteriormente de una transformación a otra, de un espacio a otro, buscando algo que puede ser su esencia. "La sangre de un poeta" es una película que en cada persona provoca una reacción distinta, una visión distinta.