script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "Matria", por Paco España

Matria supone el debut en el largometraje del director y guionista vigués Álvaro Gago. Esta película da forma a la idea esbozada en su cortometraje del mismo título de 2016 y retrata la vida de Francisca Iglesias Bouzón (Francis), Ramona en la película, que fuera la actriz protagonista del cortometraje citado y a la que podemos ver ahora en el papel de Pili, la mujer del Bar. Francisca llegó a la vida del director de manera casual, al entrar al servicio de su abuelo y pronto se dio cuenta de la tremenda potencia vital de la mujer, lo que llevó primero a consolidar su amistad y después reflejar esa vida en sendos trabajos cinematográficos. Matria narra la vida de una mujer que, como tantas otras, son los verdaderos pilares de sus familias y de su entorno cercano. Estamos ante una magnífica película que rezuma humanidad y feminidad por todos sus poros.


No refleja una vida perfecta, pero sí una vida real, con sus virtudes y sus defectos, y que cambia por las circunstancias de su propio recorrido vital. Aunque vemos la cotidianidad de una mujer en condiciones adversas, por el entorno de precariedad económica y explotación laboral en el que se mueve, no está exenta de sentido del humor y de esa socarronería tan gallega que pone de manifiesto que, bajo esa fortaleza, hay una gran fragilidad, que tiene que ser arrinconada, por pura supervivencia, en un duro entorno, con una pareja tóxica, que se presume ha causado el alejamiento de su hija y que está interpretado, con un temple tangente muy acertado, por Santi Prego, al que pudimos ver en la película Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, interpretando a otro gallego con impronta en la historia, Francisco Franco.


Matria partició en el pasado Festival de Málaga, en el que su protagonista, María Vázquez, ganó la Biznaga de Plata a la Mejor Interpretación por su fascinante trabajo. Esta actriz comparte su vida con el actor y director santanderino Víctor Duplá, formado en el Palacio de Festivales, que hace años desarrolla su carrera profesional en Galicia. Es evidente la influencia que sobre esta película tiene el trabajo de los hermanos belgas Dardenne (Rosetta, El niño, El hijo, Dos días, una noche, Tori y Lokita), para el que esto escribe, dos de los más relevantes de las últimas décadas en Europa, aunque cabe la posibilidad de que Matria no guste a las personas que hayan gozado con la estrambótica Todo a la vez en todas partes, ganadora del Óscar, porque, posiblemente, la película de Gago no tenga las suficientes dimensiones en el meta verso para parecer verosímil. Mil gracias Álvaro por hacernos partícipes de la historia de Francis.