script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Recomendación LdC: "Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche", de Francisco Javier Millán

En una noche tan especial como la que viene de Reyes, 'la magia de oriente' puede traernos/dejarnos un regalo literario de cine, un presente en forma de nueva recomendación que, además, curiosamente, tiene mucho que ver con las fiestas navideñas: Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche (Diábolo), de Francisco Javier Millán.


Autor de Galaxia Lucas y Destino Camelot, pero sobre todo de dos ejemplares dedicados a otros 'personajes' de cine generacionalmente tan populares como los que retrata en Los Goonies nunca dicen muerto y Generación Goonies, Millán firma la guía más completa en español sobre el film original, pero también sobre su secuela y ¿una trilogía?


Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche nos remonta aal 8 de junio de 1984, fecha en la que se estrenaba en USA una irreverente y extraña comedia navideña, la tarjeta de presentación de Amblin Entertainment, productora creada por Steven Spielberg a raíz del éxito de E.T., que se convertiría en un clásico de los 80 de forma inmediata.


La creatividad de Spielberg, el guion de Chris Columbus y la dirección de Joe Dante catapultaron a Gremlins a la iconográfica categoría de cine de culto, una dimensión proyectada ahora en Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche para revisitar su vigencia en el presente e impulsar su fenómeno hacia el futuro más nostálgico.


Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche incluye información conocida, menos conocida y anecdótica sobre el origen de estos seres (Gizmo, Stripe), los protagonistas (Zach Galligan, Phoebe Cates), las localizaciones, campaña de merchandising y materiales promocionales... todo ello del inicio de la franquicia, y también de su secuela.


Siguiendo su rastro vinieron otras criaturas como Critters, Ghoulies... pero los originales son los mejores. Y, ya sabes, toma nota y cuida el ejemplar de Gremlins. Nunca le des de comer después de medianoche que tienes en tus manos: 'Nunca lo mojes, no lo expongas a la luz brillante y, sobre todo, no lo leas más allá de la medianoche'. ¡Quedas avisad@!