script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

"Titulitis de ida y vuelta en el cine", por Valeria Garcilazo

Durante muchos años, se ha bromeado sobre la manera en la que se traducen algunos títulos de películas en España. Incluso los propios medios de comunicación nacionales bromean al respecto. Sin embargo, detrás de muchas de esas traducciones, cómicas y hasta ridículas en muchos casos, hay todo un proceso del cual no muchos estamos enterados. Hay agencias encargadas de la traducción e interpretaciones juradas, en el caso de España (por ejemplo) CBLingua, empresas que cuentan con un equipo de traductores que muestran diferentes opciones para la modificación de títulos. Sin embargo, estas personas no suelen tomar la decisión definitiva. Los encargados de traducir o modificar el título, según la región donde será estrenada la película, es el departamento de marketing y ventas de las distribuidoras. La traducción de los títulos de películas está fuertemente ligada a factores de la cultura y, sobre todo, a aspectos comerciales. Al final, la traducción de un título del inglés al castellano tiene que ver más con el marketing y las ventas que con la traducción en sí. Las distribuidoras reciben la sinopsis en inglés y el título original de la película. De este proceso suelen surgir cuatro resultados diferentes.


El primero es mantener el título original, ya que no afecta de manera comercial en la región donde será distribuida ni afecta al entendimiento del público. El segundo caso, título con subtítulo. En estas situaciones, las productoras deciden dejar el original pero agregando una breve explicación para, de esta manera, contextualizar más al espectador sobre lo que verá. En otras ocasiones, se opta por traducir el título de manera literal, es decir, sin ningún cambio, ya que el traducirlo de manera exacta no representa ningún problema en cuanto a las ventas, ni al entendimiento del público, ni implica ningún tipo de choque cultural. La mayoría de los casos que vemos, sobre los cuales se bromea en las redes sociales desde hace ya bastante tiempo, es la libre traducción, una modificación total del original. Estos casos suelen ser cómicos y curiosos. En internet hay cientos de páginas mostrando ejemplos de los peores momentos en la traducción de títulos. Algo llamativo es que la mayoría de veces bombardean a España como el único responsable de crear estas situaciones. No obstante, muchos más países a lo largo de Hispanoamérica tienen el mismo problema al crear títulos para películas en inglés. A continuación, he seleccionado algunos ejemplos que me han parecido especialmente curiosos.

Título original: The sound of music. Título en Latinoamérica: La novicia rebelde. Título en España: Sonrisas y lágrimas. En el caso del musical que protagoniza Julie Andrews se optó por un título descriptivo que, curiosamente, proporciona spoilers al espectador. Esto es muy habitual verlo en la traducción de títulos. Parece que titularla en España El sonido de la música no resultaba muy atractivo para las ventas.

Título original: Naked Gun. Título en Latinoamérica: ¿Dónde está el policía? / ¿Y dónde está el policía? Título en España: Agárralo como puedas. Como podemos ver en el caso de la película de David Zucker, en la mayoría de países optaron por el título libre, modificándolo en su totalidad, pues podía verse un tanto extraño tener una película en cartelera llamada La pistola desnuda. Sin embargo, en Argentina optaron por una traducción literal, manteniéndola precisamente así.

Título original: The pacifier. Título en Latinoamérica: Una niñera a prueba de balas. Título en España: Un canguro superduro. Este sin duda es uno de los casos más cómicos a mi parecer. La película de Vin Diesel fue titulada originalmente como The pacifier, lo cual al traducirlo significa 'chupete'. Esto claramente no era un título atractivo, por lo cual decidieron cambiarlo a lo que vemos hoy en día: Un canguro superduro. Realmente curioso.


Título original: The parent Trap. Título en Latinoamérica: Juego de gemelas. Título en España: Tú a Londres y yo a California. En el caso de la película protagonizada por Lindsay Lohan, el título más o menos te explica la trama entera de la película. El título era más que nada un juego de palabras que, a la hora de la traducción, pierde su sentido.