script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "X", por Javier Collantes

El cine también consigue con sus categorías, temáticas y maneras de mostrar un argumento sus diversas clases en las letras del abecedario cinematográfico, letras, números, puntuaciones... pero si existe una letra para catalogar una película es 'B', letra que obedece a títulos que, en su gran mayoría, corresponden a relatos importantes, interesantes, que sirven como un guiño a títulos de bajo presupuesto y con tonos en su posición de cine más auténtico, sirviendo al cine de terror, miedo... A este ejemplo, con otra extensión, se corresponde X, una exposición del cine dentro del cine, terror y sexo, con las capacidades de película independiente, dirigida por Ti West, que, con un gran acierto, nos ofrece, nos entrega un poderoso film de clase B, con las condiciones de una textura diferente, modesta e intensa.


X se desarrolla en 1979. Un grupo de jóvenes cineastas se proponen rodar una película porno, cine para adultos, en una zona rural de Texas, alquilando una casa cuyos dueños son unos ancianos solitarios que descubren que se está rodando una película de contenido sexual. Las consecuencias serán demoledoras para el conjunto de integrantes del rodaje. X es un film trepidante, muy entretenido que, como un 'slasher' de clase B, bajo la protección de la marca cinematográfica A-24, recompone un vuelta al excelente marco de terror y miedo que cabalga a ser una película de pequeño culto. Las interpretaciones, totalmente ajustadas al papel de cada personaje, dotan de equilibrio cada instante de una estilo de cine de los años 70, una visión derivada de La matanza de Texas que sirve momentos de 'grindhouse', alguna dosis de humor y obviamente también 'gore'.


Los sustos y persecuciones en un escenario único, una granja texana, conforman las reacciones y credibilidad, miradas y sexo, muerte y traumas bajo la mirada de una cámara de 16 mm y fotografía de 35 mm, ritmo narrativo y efectos visuales puramente físicos y apartándose del digital. La vejez y la ilusión del triunfo por realizar una película denotan un verdadero amor por el cine de otra época, cine clásico de terror, estribos de un viaje por diferentes contornos, tanto físicos en sus paisajes como interiores en la mente de cada personaje. X es una película en la Norteamérica profunda en la que la importancia recae en los personajes femeninos, un gran relato que funciona, puro, un cuadro de hechuras salpicadas de golpes, un tiro de cámara y guion así como un retablo de gemidos y sustos para un film notable.