script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "100 días con la Tata", por Paco España

Esta es la historia de Luisa Cantero, una mujer de 97 años que ha tenido que hacer renuncias muy importantes en su vida para cuidar de otras personas. Resulta sobrecogedor cuando narra la parte de su historia en la que salía a la puerta de su casa a barrer y así veía al vecino, que le gustaba mucho, cuando salía para el trabajo, pero, como ella misma dice, esa historia no pudo ser porque su obligación era cuidar de su madre enferma. Así transcurrieron los años, cuidando de su madre y de otras personas, hasta que el tren ya había pasado. Con la edad de 59 años la pusieron en sus brazos al nieto de su hermana (Miguel Ángel), para que le cuidara, porque sus padres no podían hacerlo por cuestiones laborales, y ella se ha encargado de cuidar, alimentar, vestir y apoyar a este niño, hasta que se hizo hombre, y ahora este actor, ganador del execrable programa Master Chef Celebrity, ha decidido, debido al gran éxito que tuvieron unos vídeos que grabó con su Tata en el confinamiento, hacer una película documental sobre la historia de esta mujer tan especial.


De momento ya ha ganado el Premio Forqué, y probablemente ganará otros porque es una película muy emotiva y la personalidad de su tía-abuela es absolutamente arrebatadora, aunque sus valores cinematográficos son muy escasos, de hecho, cada vez que Doña Luisa Cantero no aparece en pantalla pierde enteros y, ciertamente, hay momentos en los que no aparece porque Miguel Ángel Muñoz se ha asignado una importante cuota de protagonismo en una historia que le pertenece a la persona que le cuidó y que, a pesar de las importantes renuncias que ha tenido que asumir en su vida para hacerlo, no ha perdido ni su gran sentido del humor ni el gran amor que profesa a 'su chico'.


La autodescripción que Miguel Ángel Muñoz hace de si mismo, su hiperactividad, y sus importantes apariciones en programas y series de televisión, que por otra parte ya están en Wikipedia, se me antojan prescindibles y, cuando después de un largo periodo confinado con su Tata, le confiesa a ésta que no puede más, que necesita hacer cosas, salir para relacionarse y divertirse, da la impresión de que está poniendo 'el carro delante de los bueyes', algo que llega a su cúspide cuando tiene una charla digital con su psicólogo, al que no vemos, y, entre sollozos, le dice que no puede más y lo duro que es cuidar de una persona mayor. Alguien que de verdad sepa lo que significa cuidar de una persona mayor le podría decir que la vida es eso, lo que él vive en las series, en la televisión, tirándose en paracaídas o haciendo submarinismo son ilusiones que los seres humanos se crean para no ver la verdadera cara de la vida. Yo pienso que Miguel Ángel Muñoz es una buena persona y sus intenciones en este trabajo también lo son, pero se refleja en él una falta de madurez que puede parecer inapropiada para un hombre de 38 años de edad. No obstante, será un éxito, lo verá mucha gente y tendrá muchísimos 'likes'.