script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Josep", por Paco España

Recientemente, la plataforma FILMIN ha estrenado este documental de animación que viene avalado por el Premio del Cine Europeo, el César en Francia y el Premio a la Mejor Dirección en la Seminci. Aunque es una coproducción en la que España está presente, junto con Francia y Bélgica, no debe estar en la suficiente proporción como para haber estado presente en los Goya, motivo por el cual La gallina Turuleca fue el único largometraje de animación presentado y, por consiguiente, el ganador.


Josep cuenta la historia del dibujante Josep Bartolí, fundador del sindicato de dibujantes y perteneciente al POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), el cual cruzó la frontera hacia Francia en febrero de 1939, como decenas de miles de españoles, cuando Barcelona fue tomada por la fuerza sublevadas franquistas, pensando que este país vecino le iba a proporcionar seguridad, pero lo que encontró un severo racismo a cargo de la gendarmería francesa y unos campos de concentración con unas condiciones de vida muy duras, pasando hasta por siete de ellos. Destinado en última instancia al campo de la muerte de Dachau con otros muchos republicanos, en el último momento logra saltar del tren y escapar, hasta que consigue llegar a México, donde entabla amistad con Diego Rivera y Frida Khalo (se cree que con la famosa pintora fue algo más que amistad).


Josep, la película, posee una animación, a cargo del dibujante galo Aurel, muy atractiva por su gran poder de evocación de una época y unas situaciones muy desconocidas. También aparecen algunos de las creaciones originales que Bartolí dibujó cuando estaba recluido en los campos, con una gran fuerza en el trazo y sin un ápice de color. Su creador califica la cinta como una película dibujada, la acción de la animación no tiene la continuidad habitual, sino que es una sucesión de planos fijos de los dibujos de Aurel y Bartolí, lo que puede hacer que el ritmo argumental se resienta, pero esos espacios sin movimiento pueden ser utilizados por cada espectador para rellenarlos con su propia evocación de los hechos que allí ve reflejados.


Josep es una película muy estimulante y que alcanza un interesante nivel como ya lo hicieran otros títulos con los que se emparenta, a pesar de estar realizados con técnicas muy diferentes entre si, tal es el caso de Vals con Bashir (2008), sobre la matanza de refugiados palestinos en los campos de Sabra y Shatila, o más recientemente Un día más con vida (2018), del navarro Raúl de la Fuente, sobre las andanzas del periodista polaco Ryszard Kapuściński en la independencia de Angola.