script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Baby", por Paco España

Juanma Bajo Ulloa es un outsider con todas las de la ley y además un creador con acusada personalidad que se puede seguir apreciando en Baby. Aún recuerdo la conmoción que me produjo la visión de su primera película, Alas de mariposa, y la profundidad de aquellos ojos claros, casi transparentes, de la niña Susana García, a la que siguió ese cuadro tenebroso protagonizado por Karra Elejalde y titulado La madre muerta.


Pronto se pudo apreciar el estilo visual del realizador, muy cuidado, incluso poseedor de una personal belleza, que utiliza para contar cuentos siniestros para adultos, que incomodan profundamente porque la belleza visual se fusiona con una hediondez humana de gran intensidad, lo que hace que el espectador, al mismo tiempo que fija en su memoria determinadas situaciones o imágenes, siente un gran desasosiego interior.


Pero este director es alérgico al encasillamiento ya que, después de autoproducirse estas dos primeras películas, se embarcó en dirigir una divertidísima y gamberra comedia, con un guión ajeno, titulada Airbag, en gran parte rodada en Santander (Gran Casino del Sardinero), también protagonizada por Karra Elejalde, convirtiéndose en un éxito de grandes proporciones y situándose en el primer lugar de recaudación en taquilla, solamente sobrepasada posteriormente por la producciones de Santiago Segura sobre Torrente.


Este director vitoriano ha ido alternando documentales musicales con propuestas de ficción, como es el caso de Frágil, en la que retorna con éxito a sus caminos habituales. Pero su siguiente película, Rey gitano, una nueva comedia con guión propio, no consiguió los niveles de calidad habituales. Ahora retorna a sus caminos conocidos sobre cuentos nauseabundos con Baby, una película carente de diálogos que nos muestra como se desenvuelve la maternidad en los ambientes más lúgubres y decadentes y cuando la cosa parece que no puede ir a peor, sí que va.


Una historia de maternidad en las condiciones más difíciles, pero sobre todo una historia de redención que alterna las imágenes más hermosas con las situaciones más repulsivas, culminando en una especie de thriller de recuperación. La carencia de diálogos en toda la película hace que, por momentos, no sea fácil de seguir y exija al espectador el esfuerzo habitual del cine dramático de este director, siempre centrado en encrucijadas morales en límites poco transitados por la ficción. Baby puede verse en Movistar+ y entre su reparto internacional destacan Rosie Day (Aullido), Harriet Sansom Harris (El hilo invisible) y las nacionales Natalia Tena, Charo López y la joven Mafalda Carbonell.