script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "¡Scooby!", por Jesús Caro

A la larga lista de películas animadas para televisión o destinadas al mercado doméstico creadas a partir de los personajes de Scooby-Doo y sus amigos, quienes también han tenido su adaptación cinematográfica con personajes de carne y hueso con muchos efectos especiales -dos estrenadas en cines y otras dos al menos para la pequeña pantalla perpetradas por Brian Levant-, hay que sumar este título con una estética visual bastante cuidada, representados en animación 3D (sin ser muñecos en versión LEGO como en algún otro título), y con las voces, en su versión original, de Mark Wahlberg, Zack Efron, Amanda Seyfried...


La cinta respeta poco la esencia de la serie y se desmarca del factor misterio-juvenil que la caracteriza para introducir a otros personajes de la factoría Hanna-Barbera más acordes a las modas actuales que a enriquecer o aportar algo de sustancia a un guión bastante endeble, incluso para este tipo de producto. Lastra mucho su ritmo narrativo el mezclar momentos más sentimentales, cuando se establecen los vínculos de amistad entre Scooby-Doo y Shaggy, con otros más dinámicos, como las primeras aventuras del equipo Misterios S.A. resolviendo misterios, y un toque exagerado de elementos de fantasía y ciencia ficción para justificar la aparición de personajes secundarios creados más pensando en el merchandising del film que en su importancia para la película.


¡Scooby! cuenta con un villano del todo desaprovechado como Pierre Nodoyuna, al que incluso logran quitarle toda la gracia que podría tener. En esa misma línea, los papeles de Vilma, Daphne y Fred, el resto de integrantes de Misterios S.A., se reduce a un rol aún más secundario de lo esperado. Al otro lado de la balanza, en su aportación humorística, la presencia fugaz, pero agradecida eso sí, del Capitán Cavernícola. Estos son algunos de los ingredientes de una película que se entrega a contentar modas actuales, incluso en sus chistes y chascarrillos, ofrece mucho colorismo y energía visual pero con muy poco contenido.