script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Boca Norte", por Paco España

En el canal en streaming gratuito PlayZ, que puede verse a través de TVE a la Carta, se encuentra la primera temporada, que consta de seis capítulos de 20 minutos, de la serie Boca Norte, creada por la barcelonesa Eva Mor, que estudió criminología y terminó siendo guionista, trayectorias menos antagónicas de lo que pudiera parecer. Boca Norte está protagonizada por siete actrices y actores muy jóvenes que defienden sus papeles de manera ajustada y solvente. A dos de ellos, Júlia Creus y David Solans, les pudimos ver en aquella gran cantera de interpretación que significó la serie Merlí, que puede verse también en PlayZ desde hoy mismo, lunes 29 de junio. Además, el reparto lo completan Guillermo Campra, de la serie Águila Roja; Begoña Vargas, de La otra mirada; Jasmine Roldán, de Vida perfecta; Marina Castro y Guillermo Lasheras.


La serie cuenta la historia de Andrea, una joven de la alta sociedad barcelonesa, una pija por hablar claro, que se acerca, por presión paterna, a la asociación cultural Boca Norte, compuesta por miembros de clase obrera y económicamente más desfavorecidos que la primera. De primeras, el conflicto ya está servido debido a la diferente situación económica y estatus social, pero a partir de ahí asistimos a nuevas tensiones forjadas en los dilemas y pulsiones que acucian mayoritariamente a personas de estas edades, entre 17 y 19 años, es decir, los sentimiento amorosos, las tensiones sexuales y la gran importancia que tienen dos aspectos: la asunción de las personalidad propia y la posición del individuo dentro del colectivo, llámese red social o grupo humano.


Los primeros episodios de la serie, dirigidos por Dani de la Orden (Litus, Hasta que la boda nos separe), se muestran previsibles en exceso, pudiéndose ver los caminos que van a seguir los personajes antes de que sucedan, pero, afortunadamente, la realización y las líneas argumentales van madurando y haciéndose más interesantes en los últimos capítulos, los dirigidos por Elene Trapé (Las distancias, Blog), entrando, aunque de manera muy superficial, en asuntos tan peligrosos como el acoso sexual por redes y el bullying. Parte de los valores positivos que transmite esta serie se encuentran en la verdadera amistad y que todo ser humano está expuesto a cometer errores, algunos de ellos muy importantes y que tienen series consecuencias para otras personas, pero una honesta reflexión sobre los actos y comportamientos propios puede hacer que éstos cambien para no traicionar a la persona que jamás debe ser traicionada, uno mismo.