script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Madrid, interior", por Paco España

Uno de los éxitos más considerables de este realizador ha sido la autoría, junto con Álvaro Fernández Armero, de la exitosa serie Vergüenza, protagonizada por Javier Gutiérrez y Malena Alterio; además de ser el director del cortometraje Ramona, tan divertido como increíblemente verosímil, que apunta estar basado en un hecho real, pero que en realidad forma parte de la propia promoción del corto; y también del curioso mediometraje El señor, interpretado por el estupendo actor Luis Bermejo. Ha dirigido varios largometrajes y todos ellos siguiendo unas mismas características: una narrativa minimalista y un presupuesto bajo-bajísimo, lo cual no les exime de poseer cierto interés y atractivo, tal es el caso de Dispongo de barcos, Gente en sitios y Esa sensación.


Madrid, interior es una realización de su tiempo, está rodada entre el 24 de marzo y el 24 de abril de 2020 en pleno confinamiento general de la población española. Todos los fragmentos han sido filmados por las mismas personas que aparecen o por las personas con las que convivían y en ella podemos ver una gran cantidad de personajes haciendo las mismas actividades que, en mayor o menor medida, hacían la mayor parte de los españoles en esos días.


Entre los personajes que aparecen están el propio director, Juan Cavestany; Antonio de la Torre, cortando una pieza de jamón ibérico con mas premura que arte; Pepón Nieto, mostrándonos situaciones del comienzo y el final del aparato digestivo; Natalie Seseña; Eva Llorach; los tres miembros de Moriarti -Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi- haciendo cosa típicas del confinamiento como leer o caminar por el interior de la casa; o José Coronado, el más interesante, dibujando un mural urbano en una de las paredes de su propia casa que demuestra la enorme calidad que posee en este arte.


Otros muchos personajes nos muestran, como si fuéramos voyeurs, su cotidianidad mas íntima, la que ponen en práctica en soledad y, si se da el caso, en compañía de otros. Las propuestas de este tipo son necesariamente fragmentadas, ya que su montaje se compone de multitud de piezas de un puzzle generado por muchas manos y mentes diferentes, pero aún así mantiene cierta línea argumental que permite mantener el interés en aquellas vidas que se están observando. Este trabajo, que se promociona como el primer largometraje realizado completamente en confinamiento y que se puede gratis ver en la web de la versión digital del El País - Madrid, Interior, guarda muchas similitudes con aquel otro titulado Spain in a day, dirigido por Isabel Coixet, sólo que en éste la mayor parte de los fragmentos de desarrollaban en exteriores.