script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Aute retrato", por Paco España

El pasado sábado, 4 de abril, falleció Luis Eduardo Aute, un artista tan controvertido como polifacético. Ayer domingo, un día después, se pudo ver en Cuatro, y además está disponible en la plataforma Filmin, Aute retrato, brillante documental dirigido por Gaizka Urresti, cineasta con una dilatada carrera en el terreno del cortometraje -siendo el género documental su terreno más frecuentado-, cuyo título hace referencia a los juegos de palabras de los que este poeta, músico y pintor era tan aficionado, como demuestra en uno de sus "Poemigas", llamados así por su pequeño tamaño: 'Glúteos del mundo, aglutinaros, nalga de redundancia'. En agosto de 2016, este artista, nacido en Manila (Filipinas), sufrió un infarto cerebral que le tuvo dos meses en coma y, aunque mejoró notablemente, no llegó a recuperarse del todo.


El documental desgrana pormenorizadamente la trayectoria vital de un hombre que, según afirman todos sus allegados, 'siempre hizo lo que le dio la gana'. Resulta complicado que una personalidad con una creatividad tan intensamente arrolladora no haga siempre lo que le apetezca. Aunque se le conoce más por su faceta musical -le costó mucho tiempo subirse a un escenario para interpretar sus propios poemas cantados-, posee una inmensa calidad pictórica, como demostró dirigiendo el largometraje animado por sus propios dibujos Un perro llamado dolor y, más recientemente, el cortometraje El niño y el basilisco, del que se extrajo el vídeo clip El niño que miraba al mar, todos con la misma técnica de animación realizada por el artista. Aute siempre estuvo muy allegado al séptimo arte como demuestran estos trabajos y el famoso tema musical Más cine, por favor, tan fijado en la mente colectiva, especialmente en los aficionados a este arte.


Además compuso temas que están absolutamente adheridos al imaginario colectivo español, como fue en caso de Al alba, que Rosa León convirtió en himno contra los fusilamientos del franquismo de 1975, aunque, inexplicablemente, por el contenido de su letra, la canción había sido compuesta mucho tiempo antes; o el que con la voz de Massiel popularizó Rosas en el mar. A pesar de poseer una creatividad excepcional, que probablemente ahora se dimensionará en su valor real, también era poseedor de un gran sentido del humor e ironía como demuestra el tema Autotango del cantautor. Aute retrato es un documental intenso, con muchos testimonios, porque muchas fueron las personas cercanas a su vida y a su obra, que intenta abarcar algo que se presume inabarcable, aunque sirve para profundizar en el conocimiento de un creador poliédrico.