script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Hasta que la boda nos separe", por Paco España

La verdad es que acudí a ver esta película con serios prejuicios sobre su calidad, pensando que era otra comedia española, previsible y con poca gracia, a la moda de los últimos tiempos en los que proliferan este tipo de películas porque su resultado en taquilla y público es más que aceptable. Además, en este caso, con el añadido, que no suele ser positivo, de versionar una película francesa de 2017, con el inequívoco título de The wedding planner, que pasó sin pena ni gloria. Pero también es verdad que Alex de la Iglesia hizo una estupenda película, Perfectos desconocidos, con esos mismos mimbres.


Pues bien, es una comedia superficial, con una sucesión de equívocos en un triángulo amoroso, aderezado, esta vez, con unas gotitas de acoso escolar para darle el contrapunto serio y todo ello envuelto en una solvente pericia técnica. Aunque resulta totalmente previsible, no me resultó larga a pesar de sus casi dos horas de duración y pasé un buen rato, en el que me divirtieron y no me avergonzaron tanto sus gags cómicos como sus interpretaciones. Su director, Dani de la Orden, es responsable de las comedias El pregón y El mejor verano de mi vida y del drama generacional, estrenado recientemente, Litus, además del notable cortometraje Nadador.


Precisamente de su anterior título, Litus, toma sus intérpretes principales: Belén Cuesta, una actriz superdotada para la comedia y que últimamente está demostrando su gran valor en películas dramáticas como La trinchera infinita; Alex García (Gente que viene y bah, Si yo fuera rico), que puede parecer el actor low cost de Dani Rovira; Adrián Lastra, que una vez más interpreta el mismo tipo de papel que viene haciendo desde su participación en Primos y al que me gustaría ver otros registros. Se incorpora ahora Silvia Alonso (Perdiendo el este) en un papel principal.


Pero lo que realmente hace que esta película tenga las virtudes mínimas para no desecharla inmediatamente es la participación de un número importante de actores y actrices de soporte, los cuales, con su buen hacer en los distintos gags, hacen de auténticos pilares de esta película: Ernesto Sevilla, Antonio Dechent, Mariam Hernández, Leo Harlem, Salva Reina, Gracia Olalla, Malena Alterio, Jordi Sánchez y hasta Antonio Resines sustentan las increíbles peripecias de unos personajes, cuyo mayor aporte de humanidad lo pone la reciente ganadora de un premio Goya, Belén Cuesta.