script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Lo mejor (made in Spain) de 2019", por Luisma Lostal

Otro año más, y tras ver mucho cine en salas oscuras y en la comodidad de mi casa, me dispongo a hacer la lista de las películas que más he disfrutado por una u otra razón en el 2019 que acaba de terminar. Posiblemente alguna se me haya olvidado por el camino, pero, como dice el dicho popular, 'no están todas las que son, pero son todas las que están', un ranking ordenado del ocho al uno.


Lo que arde, de Óliver Laxe. Totalmente enganchado a esta historia sencilla e hipnótica con final abierto. El hoyo, de Galder Gaztelu-Urrutia. Simplemente porque me pareció una película de terror muy original que no te deja indiferente manteniendo el desasosiego al espectador en todo momento. Quien a hierro mata, de Paco Plaza, un thriller magnífico en mi opinión con un final que no esperas. Genial Luis Tosar.


Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, una historia de España que tenía que ser contada desde la objetividad y donde no hay buenos ni malos, simplemente ganadores y perdedores. Geniales Karra Elejalde y Eduard Fernández. La trinchera infinita, de Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga. Otra historia necesaria de nuestra Historia reciente. Sobresaliente interpretaciones de Antonio de la Torre y Belén Cuesta.


El Crack Cero, de José Luis Garci. Disfruté mucho con su blanco y negro y el clasicismo de cine negro que desprenden sus imágenes. Un cine que ya no se hace pero que me encanta. El regreso de un clásico: Garci. El increíble finde menguante, de Jon Mikel Caballero. Me fascinó esta sencilla película fantástica de lo más original con una estupenda Iria del Río y con una pregunta que se hace el espectador durante todo el metraje: ¿qué le pasará a la protagonista cuando el tiempo se consuma?


En el número uno, Madre, de Rodrigo Sorogoyen. Simplemente porque 'es la mejor'. Su fotografía de grandes angulares, su ritmo pausado e hipnótico, su suspense e intriga, la historia que cuenta, sus interpretaciones, ¡genial Marta Nieto! Una película disfrutable desde el principio al final. 


La gran decepción: Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar. Lo siento, pero no me enganchó su historia llegando a aburrirme. Eso sí, la interpretación de Antonio Banderas de Goya... el regreso de un gran actor. Genial Antonio. Lo mejor con diferencia.