script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Jumanji: Siguiente nivel", por Javier Collantes

Cuando el vídeo juego y a su vez una franquicia basada en un libro de la franquicia del libro de Chris Van Allsburg, autor de relatos fantásticos, cuya exposición resulta atractiva en su termino final. El traslado al lenguaje en imágenes contempla una unión entre que te imaginas y la resolución en la pantalla grande. Así, en 1995, surgió Jumanji, todo un suceso e impacto que entusiasmó al espectador por su propuesta. Era el cine de 35mm, con la presentación de Robin Williams, la gran película de viaje e imaginación en cada tramo del mismo.


Años después, en 2017, se revisita con una nueva inserción a modo de homenaje con Jumanji: Bienvenidos a la jungla, que, con un gran éxito comercial, contenía cierta base a pesar del paso en el tiempo y las resonancias del primer Jumanji en el tono de cine para entretener. Dos años después aparece un nuevo sendero de la mano del cineasta Jake Kasdan -el hijo de Lawrence Kasdan- y unos intérpretes con gancho cumplidor -Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart, Karen Gillan y, sobre manera, la presencia del gran Danny DeVito y Danny Glover-.


En esta simplificada aventura de Jumanji: Siguiente nivel, la pandilla vuelve al juego, pero el juego ha cambiado. Un regreso para rescatar a uno de los suyos, pero nada es igual, todo se ha transformado y tendrán que combatir en diferentes lugares, con peligros de todo tipo, para escapar y rescatar a uno de sus miembros. El relato construido con el modo digital pierde fuerza, con una salvedad, la secuencia de los puentes y los mandriles.


Con referencias a Tras el corazón verde, En busca del arca perdida, Parque Jurásico, Mad Max... y la contemplación del paisaje como si fuera Lawrence de Arabia, también en algún fragmento de su banda sonora, Jumanji: Siguiente nivel discurre de forma apresurada, sin calma ni equilibrio, un relato endeble y sin nivel para una floja imitación carente de emoción, en la que se añora el decorado de cartón piedra, la textura technicolor y la capacidad para contar una historia de aventuras que nos lleve al lugar de origen, Jumanji, su primer juego.